Archivo | diciembre, 2013

Las Razones de Porque Yo No Voy al Superclásico de Dante Gebel

7 Dic

No Voy al SP

Introducción

Antes de que Dios nos diera salvación nuestra vida estaba caracterizada por la búsqueda de todos los deseos egoístas que dictaba nuestro pecaminoso corazón. Queríamos seguir nuestros propios sueños, vernos bien, sentirnos bien, ser sanos, famosos y acumular riquezas. El apóstol Pablo lo dijo de esta manera:

“Y él (Dios) os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos.” (Efesios 2:1-3).

Pon atención a lo que voy a decirte ahora. Sigue esta simple lógica conmigo.

Cuando tu escuches a una persona que pretende ser un ministro de Dios pero que sin embargo su mensaje recurrente consista en ofrecer “todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida” ten por seguro que él “no proviene del Padre, sino del mundo” (1 Juan 2:16). En otras palabras no es Dios quien lo ha enviado sino Satanás, el príncipe de este mundo (Juan 12:31). Recuerda que Satanás tentó a Cristo con los mismos elementos: todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida (Mateo 4:1-11).

¿Cómo lo hace el diablo para introducir su mensaje? Él lo hace a través de sus “falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” (2 Corintios 11:13-15).

La Biblia está llena de advertencias sobre hombres impíos que dicen representar a Dios y que predican Su verdad, pero que en su lugar, solo le dicen a la gente lo quiere oír:

“Entonces el Señor me dijo: Mentira profetizan los profetas en mi nombre. Yo no los he enviado, ni les he dado órdenes, ni les he hablado; visión falsa, adivinación, vanidad y engaño de sus corazones ellos os profetizan” (Jeremías 14:14).

“Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos.” (2 Timoteo 4:3-4).

“Pues hablando con arrogancia y vanidad, seducen mediante deseos carnales, por sensualidad, a los que hace poco escaparon de los que viven en el error.” (2 Pedro 2:18)

En vista de todo lo dicho arriba, estas son las razones de porque yo no voy al Superclásico de Dante Gebel.

Razón #1: Dante Gebel Predica un Falso Evangelio

El mensaje evangelístico que Gebel usa en sus superclásicos es erróneo en su forma y en su contenido.

a. Su forma

Gebel usa el famoso pero anti-bíblico método llamado “la oración del pecador” o “el repetir una oración para recibir a Cristo en el corazón.” En el excelente video titulado, “8 Razones por las que no debes pedir que Cristo entre en tu corazón,” Josef Urban, nos da las siguientes razones para desechar esta práctica:

1. No se encuentra en la Biblia.

2. No se encuentra en la historia de la iglesia.

3. Cristo no quiere vivir en el corazón con que naciste – ese corazón sucio, perverso y depravado.

4. Practicar la oración del pecador contradice los métodos de evangelismo que Cristo practicaba.

5. Practicar la oración del pecador se basa en una falta de entendimiento acerca de la doctrina de la regeneración.

6. Practicar la oración del pecador quita el lugar del arrepentimiento y la fe en la conversión.

7. Pronunciar a alguien como salvado, por decir una oración, es juzgar con juicio injusto.

8. Decir que alguien es salvo por decir una oración da seguridad falsa.

b. Su contenido

En primer lugar, analicemos el contenido del “evangelio” de Gebel de acuerdo a las tres presentaciones más recientes de este evento:

Superclásico del 2005, en el estadio River Plate, “La Despedida.”

Superclásico 2011, en el Estadio Único, “El Regreso” Día 1 (Ver desde 20:44)

Superclásico 2011, en el Estadio Único, “El Regreso” Día 2 (Ver desde 19:24)

Si bien Gebel menciona que sus oyentes deben recibir a Cristo como Señor y como Salvador, él jamás se detiene a explicar cuáles son las condiciones que Cristo demanda de sus siervos (creer el evangelio, arrepentimiento, negación de uno mismo, etc.) ni de que necesitamos ser salvados (del pecado, del infierno eterno y de la ira de Dios). Es más, Gebel ni siquiera nombra la palabra pecado sino que su enfoque se centra en los siguientes beneficios que puede traer Cristo:

– “Cambiar tu vida a partir de hoy.”

– Tener un “año de victoria.”

– Tener un “año de los sueños cumplidos.”

– Un año que “no estará marcado por las tragedias.”

– Tener “sueños grandes.”

– Conquistar ciudades asegurando que “Dios te va a pagar todo.”

– Descubrir el propósito de la vida.

– Tener una vida digna.

– Pagar el derecho a vivir.

– Dejar una huella en la vida, para que la gente sepa que uno paso por el mundo, dejar un legado, hacer algo que el mundo no pueda olvidar (en otras palabras ser famoso).

Algunos de estos beneficios pueden ser el resultado de seguir a Cristo pero, ¿Son estas las promesas del evangelio de Cristo? ¿Es este el evangelio que Cristo y los apóstoles predicaron? La respuesta es un rotundo no.

La promesa del evangelio es salvación del infierno eterno que los pecadores merecemos por nuestros pecados. Una salvación obtenida por la muerte sustitutiva de Cristo (2 Corintios 5:21) y su resurrección (1 Corintios 15:4), la cual es un regalo de Dios para todos aquellos que están dispuestos a creer (Juan 3:16) y arrepentirse del pecado (Marcos 1:15).

Quizás tú te estás preguntando que hay de malo en dar un mensaje positivo a los inconversos que esté basado exclusivamente en el amor de Cristo o sus beneficios. O quizás piensas que hablar de arrepentimiento del pecado y del infierno hará que los no-creyentes acepten a Cristo por miedo. Pero nuestro deber es siempre procurar que hagamos lo que la Biblia dice y no “lo que funciona.”

No conozco a nadie que critique el evangelismo “moderno y amigable” mejor que Paul Washer. Mira este video de un poco más de 2 minutos:

Si quieres saber que es el evangelio y como predicarlo, mira este video de John MacArthur:

Razón #2: Dante Gebel No Predica Biblicamente

Lo que hace Gebel en sus clásicos no es predicación bíblica. Lo suyo es más bien, una charla motivacional moralista, que contiene elementos de psicología y filosofía secular, historias personales, chistes y cuentos, que para hacerla pasar como predicación, incluye una mínima cantidad de versos bíblicos sacados fuera de su contexto.

¿Qué es la predicación bíblica?

En pocas palabras es escoger un texto bíblico, leerlo, interpretarlo de acuerdo a las normas de la hermenéutica (como considerar el contexto), explicarlo y finalmente aplicarlo a la vida de los oyentes. Un ejemplo de predicación bíblica se encuentra en Nehemías 8:7-8:

“Y los levitas… hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar. Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido (explicaron), de modo que entendiesen la lectura.”

Otro ejemplo se encuentra en Hechos 2:14-40. En este discurso, Pedro siguió el mismo patrón del ejemplo anterior: citó pasajes de las Escrituras, los explicó y los aplicó para sus oyentes.

Para saber más sobre la predicación bíblica, (predicación expositiva) mira este video.

¿Cuál es el contenido de los mensajes de Gebel?

Los temas recurrentes en los tres últimos mensajes de Gebel en sus superclásicos (Míralos aquí, aquí y aquí), son fáciles de identificar:

– Dios cumplirá todos tus sueños y tus visiones.

– Dios te hará famoso en este mundo. (Esto es exactamente lo opuesto a lo que Cristo dijo: “Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros” [Juan 15:18].)

– Dios te va a dar todo lo que quieras.

– Dios te va a dar prosperidad material.

– Cristo vino para darte un propósito.

– “El cielo te aplaude de pie.”

– “Dios me dice que no hay ninguno en el cielo como tú.”

– “Gánate el derecho a vivir.”

– “Debes dejar un legado en el mundo para que el mundo no te pueda olvidar.”

En primer lugar, como es evidente, Gebel predica solo lo que la gente quiere oír (2 Timoteo 4:3-4) adulando a sus oyentes y elevándoles el ego.

En segundo lugar, es necesario entender que es un pecado el predicar cualquier cosa que no sea la palabra de Dios (2 Timoteo 4:1-2).

Razón #3: Dante Gebel Enseña Herejías

Antes de describir las herejías de Gebel, quiero que entiendas dos cosas.

1. Que la doctrina es de vital importancia:

“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren” (1 Timoteo 4:16).

“Habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2:1).

2. Que predicar herejías es un pecado grave que caracteriza a los falsos maestros:

“Hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras” (2 Pedro 2:1).

a. Herejía de la Confesión Positiva

Mira este video del Superclásico 2011 (desde 20:21) donde Gebel promueve la Herejía de la Confesión Positiva

Déjame explicar brevemente lo anti-bíblico y absurdo de las palabras de Gebel.

1. Solo Dios tiene la capacidad de producir realidad con sus palabras (Génesis 1:3, 1:24, Salmo 33:6). El pretender tener un atributo que solo pertenece a Dios, es una muestra de arrogancia tremenda, lo cual es característico de los falsos maestros (2 Pedro 2:10).

2. Gebel cree que puede, con el supuesto poder creador de sus palabras, erradicar “odio, envidia, rencor, mala fe y chisme.” El problema es que estas son obras de la carne (Gálatas 5:19-21) de las cuales el cristiano debe arrepentirse. El declarar en contra de estos pecados no tiene ningún efecto sobre la gente.

3. Si Gebel realmente tiene el poder de proteger y curar “a los jóvenes argentinos de todo abuso sexual emocional, económico y psicológico,” ¿Porque fue tan egoísta de solo pensar en su país? ¿Porque no “decretó” esto para el resto de Latinoamérica o mejor para el resto del mundo? Si Gebel tiene este poder y sin embargo se niega a usarlo en beneficio de más personas, entonces él es el ser más despreciable y egoísta que existe.

4. Gebel dijo, “En uso de las facultades que me confiere el señor de las multitudes, el Señor que me llamo.” Me pregunto, ¿a qué señor hace referencia? De seguro no es a Cristo ya que él hablo de que son pocos los que vienen a él (Lucas 13:23-24), ya que el camino hacia la salvación es angosto (Mateo 7:14). En cambio cuando se habla de un “señor de las multitudes” o de muchos o incluso del mundo entero, se hace referencia a Satanás (Apocalipsis 12:9).

5. Si Gebel realmente tiene la capacidad de derogar “todo decreto de muerte, sentencia de enfermedad, plagas, pestes y cualquier iniquidad,” yo lo animaría a que vaya a “decretar” esto al  África. Sería una tremenda bendición para este continente, especialmente para los niños que mueren todos los días de enfermedades, plagas y pestes. Otra vez, si Gebel tiene este poder y sin embargo se niega a usarlo en beneficio de más personas, entonces él es el ser más vil y egoísta que existe.

6. Finalmente, quiero que notes que Gebel dice al final que sus “decretos” los publica para “que sea de conocimiento de los ciudadanos y entre en vigencia inmediatamente dejando anulada toda ley que contravenga esta presente disposición.” Pero, ¿Qué si Dios, de acuerdo a sus propósitos soberanos, desea que sus hijos pasen por algún tipo de aflicción o dificultad (1 Pedro 1:6-9)? ¿Estará impedido Dios de hacerlo ya que Gebel anuló toda ley que contravenga lo dicho por él?

Si quieres saber más sobre esta herejía, te recomiendo que escuches el sermón de Chuy Olivares llamado, “El Engaño de la Confesión Positiva.”

Nota: No estoy de acuerdo en todo lo que dice Olivares en este sermón pero si lo estoy en todo lo que dice con respecto a esta herejía .

b. Herejía del Evangelio de la Prosperidad

En la introducción de este artículo escribí razones suficientes que demuestran que un mensaje centrado en los deseos carnales (el mensaje central del herético “evangelio de la prosperidad”) no proviene de Dios sino del mundo y, por lo tanto, es satánico.

c. Herejía del Autoestima

En el video posteado arriba, donde Gebel promueve la Herejía de la Confesión Positiva en el Superclásico 2011, él dijo, “erradíquese de mi vida y de mi familia todo sentimiento de baja estima.” Esto es un error que Gebel ya ha enseñado antes:

Si quieres saber porque esta doctrina es anti-bíblica, asegúrate de leer este artículo de Miguel Rosell Carrillo. Solo quiero mencionar brevemente acá que la Palabra de Dios jamás nos manda a amarnos a nosotros mismos. Cuando Jesús dijo, “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo” (Lucas 10:27), él no quiso decir que para amar a nuestro prójimo primero debemos amarnos a nosotros primero. Más bien, sus palabras muestran el hecho de que el hombre naturalmente se ama a sí mismo, es decir, se alimenta cuando tiene hambre, bebe cuando tiene sed, se abriga, va al doctor cuando se enferma, etc. Lo que Cristo está diciendo entonces es que lo que hacemos por nosotros mismos debemos hacerlo también por nuestro prójimo. Cabe mencionar que la Biblia incluye a la autoestima en una lista de pecados y no de virtudes.

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.” (2 Timoteo 3:1-5).

d. Herejía de la Regeneración Decisional/Oración del Pecador

Estas herejías fueron explicadas arriba en Razón #1: Dante Gebel Predica un Falso Evangelio.

Razón #4: Dante Gebel Cuenta Historias Perversas

Mira a continuación en este video de la última versión del SC como Dante Gebel, cual comediante mundano, cuenta a modo de broma una historia de fornicación múltiple, enfermedades venéreas y un aborto con secuelas graves protagonizada por una menor de edad de 16 años.

¿Qué nos dice la Biblia sobre la seriedad y dignidad que debe caracterizar a un predicador fiel?

Mira lo que Pablo dijo a Timoteo:

“Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros” (Tito 2:6-8).

Y a los Efesios dijo:

“Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias…Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto” (Efesios 5:3-12).

Conclusión

Dante Gebel en sus Superclásicos no predica el evangelio verdadero sino “un evangelio diferente” que busca complacer los deseos carnales de la gente. Pablo tuvo palabras muy fuertes para aquellos que fueran culpables de esto:

“Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.
No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Más si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1:6-9).

La razón de las duras palabras de Pablo es porque un evangelio falso produce cristianos falsos que terminan siendo condenados al infierno creyendo que van al cielo (Mateo 7:21-23).

Solo la verdad tiene la capacidad para hacernos libres (Juan 8:32), por lo tanto, la mentira nos esclaviza. Y solo la verdad correctamente predicada produce santificación (Juan 17:17).

En la Biblia encontramos muchas advertencias acerca de hombres hipócritas que promueven un falso evangelio, una predicación que no es bíblica, herejías e historias perversas. Y se nos manda a alejarnos de ellos por nuestro propio bien.

“Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !Bienvenido!” (2 Juan 1:9-10).

“Os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos” (Romanos 16:17).

Es mi oración que  Dios en su misericordia abra los ojos de muchos engañados por este falso “pastor de los jóvenes.”

Dios te bendiga

Atte.
Rodrigo Avila

No Voy al SP

Anuncios