Tag Archives: John MacArthur

Mis Preocupaciones sobre Billy Graham

23 Feb
La reciente partida del evangelista Billy Graham ha llenado los medios de comunicación con diversas reflexiones sobre su vida y ministerio.
Mucho se ha hablado de los millones de personas a las cuales él predicó el evangelio. También se ha destacado su calidad humana reflejada en su integridad personal, su humildad y su anhelo por la unidad entre cristianos.
Sin duda que tenemos mucho que aprender de las buenas obras y virtudes de Billy Graham. Pero creo que también es importante que entendamos que fue un hombre que causó mucho daño con algunas de sus prácticas y enseñanzas anti-bíblicas. Espero sinceramente que podamos sacar lecciones de sus errores, a fin de que los evitemos en nuestra propia vida y ministerio.

Ecumenismo

billy-graham-pope-catholic-church-vatican-false-gospel

Hablando del Papa Juan Pablo II después de su muerte, Graham dijo:
“Creo que está con el Señor, porque él fue un creyente. Él creyó en la Cruz. Ese fue su enfoque a lo largo de su ministerio, la Cruz, sin importar si le hablabas de asuntos personales o un problema ético, sintió que había una respuesta para todos nuestros problemas, en la cruz y la resurrección. Y él era un creyente fuerte.”
Iain Murray en su libro “Evangelicalismo Dividido” nos da el resumen de una conversación muy interesante y reveladora que tuvo Martyn Lloyd Jones con Graham:
“Era bien sabido que Lloyd-Jones, aunque personalmente amistoso con Graham, había sido el único líder evangélico británico que no había dado su apoyo a las cruzadas en 1954-5, un hecho que indudablemente inquietó a la BGEA (Asociación Evangelística Billy Graham). En el verano de 1963, los dos hombres hablaron en una dependencia de la Capilla de Westminster sobre el tema del Congreso Mundial y, después de explicar su posición, Lloyd Jones planteó esta propuesta:
‘Dije que haría un trato: si él estaba dispuesto a detener el patrocinio general de sus campañas (dejar de tener liberales y católicos romanos en la plataforma) y abandonar el sistema de invitación, lo apoyaría incondicionalmente y presidiría el Congreso. Hablamos durante aproximadamente tres horas, pero él no aceptó estas condiciones.’
‘He estado reflexionando y orando mucho sobre nuestra discusión,’ le escribió Graham a Lloyd-Jones el 18 de julio de 1963. Pero haber seguido el consejo que le habían dado habría significado una reversión de política muy importante. Uno solo puede suponer por el resultado que llegó a la conclusión de que su trabajo perdería más de lo que ganaría si cortaba el apoyo liberal y el apoyo católico en desarrollo, junto con el llamado público a tomar una decisión.”
¿Hay algo de malo en tener comunión con liberales y católicos? Encontrarás una respuesta contundente a esta pregunta en este sermón de John MacArthur sobre el asunto de la separación del cristiano.
También recomiendo este artículo sobre el Catolicismo Romano.

Universalismo

Schuller

Este es un extracto de una conversación que Robert Schuller y el Dr. Billy Graham tuvieron en una entrevista en el programa llamado “Hora de poder.”
Schuller: “Dígame, ¿cuál es el futuro del cristianismo?”
Graham: “Yo creo que está el cuerpo de Cristo, el cual viene de todos los grupos cristianos alrededor del mundo o afuera de los grupos cristianos. Creo que toda persona que ama a Cristo o conoce a Cristo esté consciente de ello o no, son miembros del cuerpo de Cristo. Y no creo que vamos a ver un gran avivamiento que va a volver al mundo entero a Cristo en ningún momento. El propósito de Dios para esta época es llamar a gente para Su nombre y eso es lo que Dios está haciendo hoy. Él está llamando a gente del mundo para Su nombre. Sea que vengan del mundo musulmán o del mundo budista o del mundo cristiano o del mundo incrédulo, son miembros del cuerpo de Cristo porque han sido llamados por Dios. Quizás no conozcan el nombre de Jesús, pero saben en sus corazones que necesitan algo que no tienen y se vuelven a la única luz que tienen; y creo que son salvos y van a estar con nosotros en el cielo.”
Schuller: “Lo que oigo que usted está diciendo es que es posible que Jesucristo venga a un corazón y alma y vida humana aún cuando han nacido en la oscuridad y nunca han oído y nunca han sido expuestos a la Biblia. ¿Es ésta una interpretación correcta de lo que usted está diciendo, doctor Graham?”
Graham: “Si, lo es, porque yo creo eso. He conocido a personas en diferentes partes del mundo, en situaciones de tribu, nunca han visto una Biblia y nunca han oído de una Biblia, nunca han oído de Jesús, pero han creído en sus corazones que hay un Dios y han tratado de vivir una vida que estaba apartada de la comunidad que los rodeaban en la que vivían.”
Schuller: “Esto es fantástico. Estoy tan emocionado al oírlo decir esto. Hay una amplitud en la misericordia de Dios.”
Graham: “Sí la hay, ciertamente la hay.”
Este dialogo muestra que Graham creía en una forma de universalismo. El universalismo es una doctrina anti bíblica. Es básicamente la idea de que todos los seres humanos eventualmente terminarán en el cielo. Esta creencia va totalmente en contra de las claras palabras de Cristo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).  Hay muchos pasajes que niegan esta creencia (Mat 25:41, 46, Mar 9:44, Juan 3:16, 36, Hech 4:12, 1 Tim 2:5).
Si quieres conocer la opinión de John MacArthur sobre el dialogo entre Graham y Schuller, recomiendo escuchar o leer La exclusividad del evangelio y Liberación: Del mundo temporal al Reino eterno.

Decisionismo

Billy Graham Preaching to Crowd

Paul Washer, correctamente criticó el método evangelístico de Graham con el siguiente comentario:
“Billy Graham tenía un programa por muchos años llamado “La Hora de Decisión.” Entonces ahora tenemos millones de personas que han hecho su decisión y todavía están perdidos. Billy Graham mismo dijo: ‘Si solamente 5% de todas las personas que han hecho su decisión en mis campañas, si solamente 5% de ellos son creyentes voy a estar feliz. Entonces yo le diría a Billy Graham: ¿Por qué no cambiaste tu manera de predicar entonces?”
En la misma línea de pensamiento Martyn Lloyd Jones solía decir: “No predico decisiones, predico regeneración.”
¿Qué hay de malo en el decisionismo que practicó Graham?
Este sermón de Washer contesta esta pregunta.
Y Josef Urban nos da 8 razones Por las Que No Debes Pedir Que Jesús Entre En Tu Corazón.
********************
Quiero dejar en claro que personalmente creo que Billy Graham fue un creyente genuino. Pero de ninguna manera creo que fue un gran evangelista como se nos quiere hacer creer. Sin duda ha sido el más popular, pero creo que ha habido muchos evangelistas en este siglo y en los siglos pasados que han sido bastante más fieles que él.
Creo que es irresponsable el hablar de Graham de manera tan positiva sin decir nada sobre sus graves errores. Hay muchos líderes evangélicos que están honrando a Graham sin ofrecer ninguna palabra de advertencia sin la cual algunos cristianos inmaduros podrían confundirse o continuar las malas prácticas de Graham.
Graham no solo cometió el error de tener compañerismo espiritual con no-creyentes, también tuvo amistad con muchos falsos creyentes. En lugar de confrontar sus herejías como Dios nos manda a hacer, decidió entablar una relación de amistad con ellos. Recordemos que ni Jesús ni los discípulos toleraron a falsos pastores, sino que los confrontaron severamente y públicamente (Mat 23, Hechos 13:6-11). No es casualidad que miles de apóstatas y no-creyentes de todo el mundo le estén rindiendo honor a Graham en estos momentos y estén hablando de la amistad que tuvieron con él y de cuanto lo admiraban y amaban.
Recordemos que Cristo dijo:
“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Juan 15:19).
Nuestro amor por el prójimo no debe ser una excusa para negarnos a reprender a aquellos que niegan doctrinas esenciales de la fe cristiana.
Nuestro deseo de ser amables para con todos no debe ser un pretexto para tolerar la vida perversa de mercaderes de la fe y lobos rapaces que no perdonan al rebaño. Hacer estas cosas contribuye a la apostasía de ellos y la condenación de sus seguidores.
No me cabe duda de que, si Graham hubiese sido más fiel al denunciar las doctrinas y prácticas anti-bíblicas de muchos de los que él llamo hermanos, no hubiera sido tan popular.
Nuestro deseo por ver a los perdidos venir a Cristo no debe guiarnos a manipular las emociones de la gente y menos aún alterar el mensaje del evangelio para hacerlo más aceptable. Cuando hacemos esto, en realidad estamos quitándole su poder salvífico.
Nuestra parte consiste en predicar el evangelio fielmente y dejarle los resultados a Dios ya que el evangelio “es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree” (Romanos 1:16).
Que Dios en su gracia nos ayude a serle fiel en todo aspecto de nuestras vidas y ministerios y que aprendamos a confiar más y más en su palabra y menos y menos en nuestro propio ingenio y estrategias.
Anuncios

¿Qué es la Predicación Expositiva?

21 Sep

Preaching 2

Por la gracia de Dios, Latinoamérica está experimentando el surgimiento de doctrinas bíblicas e históricas y junto con esto un interés en la predicación expositiva. En un artículo previo compilé una lista de los libros de predicación que más han impactado a fieles predicadores y que están disponibles en español. Mi deseo ahora es ofrecer una serie de definiciones de la predicación expositiva.

Esto es muy necesario ya que a pesar del nuevo interés por esta forma de predicación (la cual considero como la única forma de predicación auténticamente bíblica) todavía hay muchos que no han logrado comprender los elementos básicos y vitales de esta. Solo me resta decir que espero que Dios sea glorificado en la fiel exposición de su Palabra para que muchos en este continente vengan a los pies del Salvador y para que su iglesia sea correctamente edificada y ande “como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra.”


 Daniel L. Akin

Akin

“La predicación expositiva es la predicación que es impulsada por el texto y que hace honor a la verdad de las Escrituras como fue dada por el Espíritu Santo. Su objetivo es descubrir el significado inspirado por Dios a través de la investigación e interpretación histórica, teológica y gramatical. Por medio de la proclamación atractiva y convincente, el predicador explica, ilustra y aplica el significado del texto bíblico en su presentación y en el poder del Espíritu Santo, predicando a Cristo para un veredicto de vidas cambiadas.” [1]


 Juan Calvino

Calvin

“La predicación es la exposición pública de las Escrituras por el hombre enviado por Dios, en la que Dios mismo está presente en el juicio y en la gracia.” [2]


  Bryan Chapell

Chapell

“Un sermón expositivo se puede definir como un mensaje cuya estructura y pensamiento se derivan de un texto bíblico, que cubre el alcance del texto, y que explica las características y contexto del texto con el fin de divulgar los principios perdurables para un pensamiento, vida, y adoración fieles destinados por el Espíritu, quien inspiró el texto.” [3]


  Mark Dever

dever4

“La predicación expositiva es predicación en la que el punto principal del texto bíblico siendo considerado se convierte en el punto principal del sermón que se predica. No estamos diciendo que la predicación expositiva tiene que ser verso por verso a través de un libro de la Biblia. No estamos diciendo que la predicación expositiva descarta la predicación temática como una práctica legítima. No estamos diciendo que la predicación expositiva es sólo una serie de charlas, cuyo objetivo principal es la transferencia de información.” [4]


Michael Fabarez

Fabarez

“A pesar de que una buena cantidad de confusión y debate rodean la etiqueta de ‘predicación expositiva,’ es apropiado resumir la esencia de la predicación expositiva de esta manera y con estos componentes primarios:

(1) deriva claramente su contenido de la Biblia;

(2) explica con precisión lo que dice la Biblia; y

(3) efectúa el cambio que Dios quiere que la Biblia efectúe.”[5]


 Sidney Greidanus

sidney-greidanus

“La predicación expositiva, como su nombre lo indica, es exponer, establecer, el significado del texto escogido en sus contextos. Merrill Unger ha proporcionado una buena descripción de la predicación expositiva: el manejo del texto ‘de tal manera que su significado real y esencial, tal como existía en la mente del escritor bíblico en particular y como existe a la luz sobre todo el contexto de la Escritura se hace llano y se aplica a las necesidades presentes de los oyentes.” (Sidney Greidanus citando a Merrill Unger) [6]


 David Helm

david-helm

“La predicación expositiva es la predicación poderosa que somete correctamente la forma y el énfasis del sermón a la forma y el énfasis del texto bíblico.” (Baja este libro gratis en PDF aquí) [7]


Jack Hughes

Hughes

“El contenido de la predicación expositiva es la palabra de Dios. El método para obtener el sermón es la aplicación del método histórico, gramatical de interpretación y exégesis. La calidad del sermón es la precisión al texto de la Palabra de Dios. El objetivo de la predicación expositiva es representar o exponer para ver o claramente revelar lo que Dios y los autores de las Escrituras quisieron decir con lo que dijeron, exactamente y completamente. El propósito práctico de la predicación expositiva es mostrar cómo el texto de la Escritura se ha de aplicar en la vida del creyente. El sermón expositivo también debe ser aplicado personalmente por el predicador y entregado en el poder del Espíritu Santo. El modo de entrega es la predicación pública o proclamación. La predicación expositiva es ‘la predicación cristiana,’ ‘la auténtica predicación’ y ‘la predicación bíblica.’” [8]


Steve Lawson

Lawson

“Esta es la verdadera naturaleza de la predicación. Es el hombre de Dios abriendo la Palabra de Dios y exponiendo sus verdades para que la voz de Dios sea escuchada, la gloria de Dios vista, y la voluntad de Dios obedecida.” [9]


John MacArthur

MacArthur 2

“La única respuesta lógica a la Escritura infalible, es predicarla de forma expositiva. Por expositiva quiero decir predicarla de tal manera que el significado del pasaje bíblico se presente completa y exactamente como Dios quería. La predicación expositiva es la proclamación de la verdad de Dios tal y como es mediada a través del predicador.” [10]


Richard Mayhue

Mayhue

“La exposición normalmente se concentra en un texto de la Escritura, pero algunas veces es posible que un mensaje temático-teológico o histórico-biográfico sea de naturaleza expositiva.”[11]

1. El mensaje halla su única fuente en la Escritura.

2. El mensaje es sacado de la Escritura mediante una exégesis cuidadosa.

3. La preparación del mensaje interpreta correctamente la Escritura en su sentido normal y en su contexto.

4. El mensaje explica claramente el significado original que Dios procuraba para la Escritura.

5. El mensaje aplica el significado actual de la Biblia. [12]


Wayne McDill

McDill

Siete cualidades de la auténtica predicación expositiva:

(1) En la predicación expositiva el primer objetivo del predicador es descubrir el significado teológico previsto por el escritor en el texto seleccionado.

(2) La predicación expositiva es aquella en la que el predicador trata de dejar que el texto hable de nuevo a través del sermón con el mismo mensaje teológico.

(3) El predicador de sermones expositivos descubre el significado del texto a través de un análisis exegético cuidadoso del texto en todos sus detalles.

(4) La predicación expositiva requiere una cuidadosa consideración de los contextos en los que el texto fue escrito originalmente.

(5) El sermón expositivo se organiza con la debida consideración a la estructura y el género del pasaje seleccionado.

(6) El predicador expositivo tratará de influir a la audiencia a través de la utilización de elementos retóricos comunes a la persuasión. [13]


Phil Campbell y Gary Millar

Campbell & Millar

“Pablo dice en 2 Corintios 4 que debemos comprometernos con ‘la manifestación de la verdad.’ La palabra griega que usa, según el léxico griego-inglés de Louw y Nida, significa ‘hacer que algo se conozca totalmente al revelarlo con claridad y en detalle – ‘dar a conocer, hacer claro, revelar, traer a la luz, revelar, revelación.’ La clave para la predicación, entonces, es hacer que el mensaje del texto sea obvio. Ayudar a que la gente lo vea y lo sienta. Ayudar a las personas a comprender el texto. Pablo está hablando de lo que yo llamaría ‘predicación expositiva,’ en la que el mensaje del texto es el mensaje del sermón.” [14]

“Donde Dios está explicando algo, tenemos que ayudar a la gente a entenderlo. Donde Dios nos está advirtiendo, tenemos que ayudar a la gente a sentir la urgencia y el peso de eso. Cuando Dios quiere conseguir nuestro amor, tenemos que ayudar a la gente a sentir la fuerza de su amor. Cuando Dios nos está corrigiendo, tenemos que mostrar a la gente que van por el camino equivocado y ayudarles a que vuelvan al camino. Donde Dios está confortando a su gente, vamos a querer que la gente sienta la seguridad y la calidez de su consuelo. Y eso, en pocas palabras, es la predicación expositiva.” [15]


Al Mohler

Mohler

“La predicación expositiva es el método de la predicación cristiana que tiene como propósito central la presentación y aplicación del texto bíblico. Todos los otros asuntos están subordinados al deber central de presentar el texto bíblico. Como la Palabra de Dios, el texto bíblico tiene el derecho de establecer tanto la sustancia como la estructura del sermón. Una exposición genuina es aquella en la cual el predicador explica el significado y el mensaje del texto bíblico, y deja claro que la Palabra de Dios establece la identidad y la cosmovisión de la Iglesia como el pueblo de Dios.” [16]


Stephen Olford & David Olford

Olford's Edited

“La predicación expositiva es la explicación autorizada del Espíritu y la proclamación del texto de la Palabra de Dios con la debida atención al significado histórico, contextual, gramatical y doctrinal del pasaje dado, con el objeto específico de invocar una respuesta transformadora de Cristo.” [17]

“Un sermón es la proclamación de la Palabra de Dios sólo si el texto de la Palabra es expuesto con precisión y predicado. Así, en el sentido más estricto del término, auténtica predicación es la predicación expositiva.” [18]


 J.I. Packer

Packer

“La verdadera idea de la predicación [expositiva] es que el predicador debe convertirse en portavoz de su texto, desplegándolo y aplicándolo como una palabra de Dios para sus oyentes, …para que el texto pueda hablar …y ser escuchado, de tal manera que haciendo que en cada punto de su texto [su audiencia] pueda discernir [la voz de Dios].” [19]


 Haddon W. Robinson

Haddon-W-Robinson

“Predicar es un proceso vivo que involucra a Dios, al predicador y a la congregación, y ninguna definición puede pretender maniatar esa dinámica. Pero igualmente debemos intentar una definición que resulte. La predicación expositiva es la comunicación de un concepto bíblico, derivado de, y transmitido por medio de, un estudio histórico, gramatical y literario de cierto pasaje en su contexto, que el Espíritu Santo aplica, primero, a la personalidad y la experiencia del predicador, y luego, a través de este, a sus oyentes.” [20]


 John Stott

Stott

“Mi argumento es que toda predicación cristiana verdadera tiene carácter expositivo. Ciertamente, si por sermón “expositivo” se entiende una explicación versículo a versículo de un extenso pasaje de las Escrituras, ello es solo una forma posible de predicar, pero esto sería un mal uso de la palabra. En su uso debido “exposición” tiene un significado mucho más amplio. Se refiere al contenido del sermón (verdad bíblica) más que al estilo (un comentario en serie). Exponer las Escrituras es extraer lo que se encuentra en el texto y dejarlo a la vista. El expositor expone por fuerza lo que parece estar oculto, da claridad a lo que parece confuso, deshace los nudos y desarma lo que parece un paquete difícil. Lo opuesto a la exposición es la imposición, es decir, imponer sobre el texto algo que éste no incluye. El “texto” en cuestión puede ser un versículo, una oración gramatical o incluso una sola palabra. De igual forma puede tratarse de un párrafo, un capítulo o todo un libro. El tamaño del texto no tiene importancia siempre que éste sea bíblico; importa lo que hagamos con él. Ya sea breve o extenso, nuestra responsabilidad como expositores es hacer que se exponga de tal modo que transmita su mensaje clara, simple, y exactamente, en forma pertinente, sin adiciones, sustracciones o falsificación. En el contexto de la predicación expositiva, el texto bíblico no es una introducción convencional a un sermón sobre otro tema completamente diferente, ni una muletilla cómoda para colgar un montón de pensamientos diversos, sino un maestro; es quien dicta y controla lo dicho.” [21]


 Merrill F. Unger

Merrill Unger

“La Palabra de Dios hecha simple y aplicada a las necesidades actuales de los oyentes. No es (enfáticamente) predicar acerca de la Biblia, pero predicar la Biblia. ‘Lo que ha dicho el Señor’ es el alfa y el omega de la predicación expositiva. Comienza en la Biblia y termina en la Biblia y todo lo que interviene surge de la Biblia. En otras palabras, la predicación expositiva es la que se centra en la Biblia.” [22]


 Jerry Vines & Jim Shaddix

Vines & Shaddix

“Un sermón expositivo, entonces, se puede definir de la siguiente manera: Un discurso que expone un pasaje de la Escritura, se organiza en torno a un tema central y las divisiones principales que brotan del texto determinado, y luego aplica su mensaje de manera decisiva a los oyentes.” [23]


 

[1] Daniel L. Akin, Bill Curtis, and Stephen Rummage, Engaging Exposition, 2.

[2] Citado en John Blanchard, comp. Gathered Gold, 238.

[3] Bryan Chapell, Christ-Centered Preaching, 31.

[4] Mark Dever and Greg Gilbert, Preach: Theology Meets Practice, 36–37.

[5] Michael Fabarez, Preaching that Changes Lives, 15.

[6] Sidney Greidanus, Preaching Christ from the Old Testament, 231.

[7] David Helm, La predicación Expositiva, 14.

[8] Jack Hughes, Expository preaching with Word Pictures, 16.

[9] Steve Lawson, Famine in the Land: A Passionate Call for Expository Preaching, 18.

[10] John MacArthur, La Predicación: Cómo Predicar Bíblicamente, 41.

[11] Richard L. Mayhue en John MacArthur, La Predicación: Cómo Predicar Bíblicamente, 25

[12] Idem, 29.

[13] Wayne McDill, Essential Skills for Great Preaching, 8–9.

[14] Gary Millar and Phil Campell, Saving Eutychus: How to Preach God’s Word and Keep People Awake, 29.

[15] Idem., 30–31.

[16] Al Mohler, Proclame la Verdad, 66.

[17] Stephen F. Olford, David Olford, Guía de Predicación Expositiva, 70-71.

[18] Ibid, 4.

[19] J. I. Packer, “The Lost Word,” en God Has Spoken, 28.

[20] Haddon W. Robinson, La Predicación Bíblica, 18.

[21] John R. W. Stott, La Predicación: Puente entre Dos Mundos, 120.

[22] Merrill F. Unger, Principles of Expository Preaching, 33.

[23] Jerry Vines and Jim Shaddix, Power in the Pulpit: How to Prepare and Deliver Expository Sermons, 29.

 

7 Libros sobre Predicación que Todo Predicador Debe Tener

8 Sep

Hay varios libros excelentes escritos en inglés sobre predicación que aún no han sido traducidos al castellano como Engaging Exposition de Daniel L. Akin, Bill Curtis y Stephen Rummage o Christ-Centered Preaching de Bryan Chapell. También hay otros buenísimos en español que me gustaría recomendar como Predicando con Pasión de Alex Montoya o Clavos Bien Clavados de Byron Forrest Yawn. Sin embargo he decidido limitar esta lista a aquellos libros que han sido traducidos al español y que han sido considerados por muchos como muy influyentes y valiosos para todo predicador expositivo.

1. La Predicación y los Predicadores, Martyn Lloyd-Jones

??????????

Se ha descrito a Martyn Lloyd-Jones como “el último de los predicadores.” Aunque él habría rechazado semejante afirmación, ningún predicador en Gran Bretaña atrajo a semejantes multitudes de manera tan continuada y fue tenido en tan alta estima. El autor nos muestra en su libro que la predicación es insustituible. La razón principal más que metodológica es teológica. El autor dice: “Para mí, el trabajo de predicar es el más grande y el más glorioso llamamiento al que alguien puede ser llamado jamás.”

2. La Predicación: Cómo Predicar Bíblicamente, John MacArthur

MacArthur

La bien conocida pasión del Dr. MacArthur por las Escrituras se combina con la visión y pericia de otros miembros de la facultad de “The Master’s Seminary” para presentar una exposición concluyente de cómo revelar con eficacia a la congregación de hoy en día el significado de la Palabra de Dios.

3. Guía de Predicación Expositiva, Stephen Olford & David Olford

Olford 3

El Dr. Stephen F. Oxford (ya fallecido) y su hijo el Dr. David L. Oxford, ambos respetados predicadores, definen qué es “predicación expositiva” (exposición de las Escrituras en vez de imposición), enseñan cuál es la técnica, y detallan la importancia (“la verdadera predicación cristiana es expositiva”). Este libro equipa y anima a los predicadores para que obedezcan su llamado y ministren la Palabra de Dios con el maravilloso método de los Oxford.

4. La Supremacía de Dios en la Predicación, John Piper

Piper

En la primera parte, el autor explica por qué Dios debe ser supremo en la predicación, y dice: “La razón de que la predicación sea tan esencial a la adoración corporativa de la iglesia es que es adecuada de manera única para alimentar tanto el entendimiento como el sentimiento. Es adecuada de manera única para despertar el ver a Dios y el saborear a Dios. Dios ha ordenado que la Palabra de Dios venga en una forma que enseñe a la mente y toque el corazón.” La segunda parte marca las pautas para lograr la supremacía de Dios en la predicación.

5. La Predicación Bíblica, Haddon Robinson

Robinson

La obra de Haddon Robinson, uno de los mejores expositores y profesores de homilética de los Estados Unidos, contiene los principios bíblicos esenciales de la predicación bíblica que necesita la gente en este nuevo milenio para conocer a Cristo y experimentar el gozo de la salvación. El propósito del autor es enfocar a los predicadores en la base de la predicación, la Biblia, y hacerles entender que todo otro fundamento extra-bíblico es fuego extraño en el altar del Señor.

6. Lecciones a mis Estudiantes, Charles Spurgeon

Spurgeon

Discursos a mis estudiantes consiste en las conferencias que Charles H. Spurgeon, el conocido predicador bautista inglés del siglo XIX, llamado el “príncipe de los predicadores”, dirigiera a sus estudiantes al ministerio cristiano del Tabernáculo Metropolitano. Algunos de los temas que se abarcan en esta obra son la vocación al ministerio, la vida devocional privada del ministro, la preparación de sermones, la voz, el don de hablar espontáneamente, etc., todos ellos escritos con pasión, vigor y claridad.

7. La Predicación: Puente Entre Dos Mundos, John Stott

Stott

John Stott, predicador y erudito de renombre mundial examina las objeciones contemporáneas a la predicación y establece una base teológica para la predicación contemporánea efectiva. Incluye un bosquejo histórico de la predicación y prácticas sugerencias para el estudio de la Biblia y la preparación del sermón.


Nota 1: Ministerios cristianos y predicadores como Desiring God (John Piper), H.B. Charles JrSermon CentralSugel MichelénThe HeartCry Missionary Society (Paul Washer) recomiendan varios de los libros que incluyo en mi lista.

Nota 2: Las descripciones de los libros las obtuve de diferentes editoriales y de los mismos libros.

Nota 3: El Ministerio 9 Marks permite descargar gratuitamente el libro, “La Predicación Expositiva” de David Helm en este link: http://goo.gl/FjzLIz