El Dr. James Rosscup ha partido a casa con su Señor

6 Nov

Tuve el gran privilegio de haber tomado Exposición del Apocalipsis con este querido profesor durante mi tiempo en el The Master’s Seminary.

El mismo John MacArthur tomó una clase de Gálatas con el Dr. Rosscup hace muchos años. Tuve la oportunidad de hablar con él en la última Shepherds’ Conference de este año.

Rosscup era de la vieja escuela. Así se sentía tomar clases con él. En sus clases te daba fotocopias de sus notas escritas. Casi nunca te mandaba material por email. Era un verdadero caballero. Era pausado para hablar pero inspiraba mucho respeto. Fue conocido por ser un hombre de oración. Era dulce y humilde a pesar de tener dos doctorados, uno del Seminario de Dallas y otro de la Universidad de Aberdeen, en Escocia.

Fue alumno de reconocidos teólogos como Dwight Pentecost y John F. Walvoord.

Antes de llegar a TMS sirvió en Talbot Theological Seminary y Grace Theological Seminary.

Algunas de sus obras incluyeron:

Comentarios para Expositores Bíblicos – Una bibliografía comentada de más de 1000 comentarios del Antiguo y Nuevo Testamento, y clasifica en tres categorías: Exegético detallado; Expositivo; y Devocional: https://amzn.to/36dEoYX

Mi esposa – Su vida Brillante – Un recuento de la vida de su difunta esposa: https://amzn.to/2Ibi5LI

Una Exposición sobre la Oración – Cuatro volúmenes con comentarios que exploran cada oración de la Biblia: https://amzn.to/3k6PGDg

Estas son dos de las clases que dio en TMS:

Exposición Bíblica de la Oración: https://bit.ly/38ijCKz

Hermenéutica: https://bit.ly/3evQTmH

Cuando pienso en el dulce Dr. Rosscup estas palabras del Salvador me vienen a la mente: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”

Que Dios nos dé más hombres como el Dr. Rosscup: humildes, que oren sin cesar, trabajadores y que busquen la gloria de Dios y la edificación de la iglesia.

Soli Deo Gloria

Los Cristianos, la Conciencia y las Elecciones que se Avecinan en 2020

30 Oct

26 de Octubre, 2020

Al Mohler

Samuel Johnson una vez bromeó que cuando un hombre sabe que va a enfrentar la horca, “concentra su mente maravillosamente.” La misma concentración de mente a menudo viene con los últimos días de una elección. Este ciclo electoral no es una excepción. Las campañas ahora pasan a sus estrategias finales y los candidatos hacen cualquier discurso persuasivo final que se pueda hacer. En este insólito año, más de 50 millones de estadounidenses ya han votado.

El presidente Donald J. Trump y el ex vicepresidente Joe Biden ya son muy conocidos por el pueblo estadounidense. Donald Trump se hizo conocido a través de décadas de autopromoción hiperactiva y negocios, y ahora casi cuatro años tumultuosos en la Casa Blanca, mientras que Joe Biden es conocido por su carrera de más de cuatro décadas ocupando cargos públicos. Después de haberse postulado para presidente en 1988 y 2008, Biden quería postularse para la nominación del Partido Demócrata en 2016, pero carecía del apoyo adecuado. Él está de vuelta y, si es elegido, sería el individuo más longevo jamás elegido Presidente de los Estados Unidos. Ambos candidatos son mayores de 70 años. Eso hace que la vicepresidencia sea aún más importante. No tengo que parpadear al decidir entre la perspectiva de un presidente Mike Pence contra una presidenta Kamala Harris.

Sabemos quiénes son Donald Trump y Joe Biden, cómo se comportan, la forma de su auto-presentación y el fondo de sus políticas. El acto de votación está ante nosotros, y para muchos de nosotros ya ha terminado. ¿Qué opinan los cristianos de todo esto?

Trataré de resumir cómo veo los asuntos, haciendo todo lo posible para pensar y actuar de acuerdo con mis propias convicciones cristianas y cosmovisión.

Está la cuestión del carácter. He tenido que luchar con esto a través de medio siglo de compromiso político. En el caso de Donald Trump, la realidad es que es tristemente deficiente en muchas de las cuestiones más cruciales de carácter y virtud moral. Se ha jactado de muchos de sus vicios, ha escrito libros promocionándolos y ha dado un completo desahogo a algunos de los instintos más básicos del cuerpo político. Parece estar estimulado por un impulso narcisista que anula casi todas las oportunidades de demostrar virtudes morales en público. Ha estado casado con tres mujeres y se ha jactado de la infidelidad. Es divisivo, arrogante, mordaz y a veces cruel.

Joe Biden es generalmente más calmado en temperamento, y, al igual que Trump, también es conocido por los estadounidenses. Biden es la esencia de un político de carrera. Ha sobrevivido tanto tiempo por ser parte del sistema, incluyendo años de servicio en el Partido Demócrata como senador y vicepresidente. Sus principios han sido… flexibles… pero ha servido a su partido obedientemente. Su compromiso con una dirección liberal del país ha sido claro, aunque a veces fue calculado. Como presidente del Comité Judicial del Senado, supervisó personalmente la destrucción del juez Robert Bork en las audiencias de confirmación de la Corte Suprema. Tuvo que abandonar la carrera de 1988 por la nominación demócrata cuando fue sorprendido contando las historias de otra persona como suyas. Parece haber tenido repetidamente problemas para decir la verdad y se somete al ala izquierdista en ascenso de su propio partido mientras afirma ser un moderado. Más importante aún, es un entusiasta defensor de muchas de las políticas más miserables que amenazan la supervivencia moral de nuestra nación.

Si tuviera que elegir a un vecino, sin duda elegiría a Biden. Biden siempre estaría listo para comerse una hamburguesa con sus amigos, y siempre estaría listo para entretener con una historia, ya sea que la historia sea verdadera o no. Biden parece pensar que son verídicas en ese momento. No elegiría a Donald Trump como vecino. No me gusta el alboroto. Prefiero un barrio tranquilo.

Pero no voy a votar por quién será mi vecino, voy a votar por quién será el Presidente de los Estados Unidos.

Soy cristiano, bautista por convicción. Soy un teólogo cristiano que ha abordado temas de política pública, teoría política, historia y análisis cultural durante décadas. Estoy sólidamente dentro de la tradición agustina, y por lo tanto veo la política y la cultura como un algo temporal, pero sin embargo muy real para los seres humanos y las comunidades que construimos. Creo que la dignidad humana y los derechos humanos se basan en las verdades trascendentes de Dios, que es la fuente de todo ser y verdad. Me aferro al evangelio de Jesucristo y a las verdades salvadoras de la gracia redentora, pero también estoy agradecido por la gracia común por la cual toda la humanidad, formada a imagen de Dios, es responsable de las verdades universales incrustadas por el Creador en su creación, incluidos los bienes del matrimonio y la familia y la comunidad y la economía y la cultura. Creo que negar estas verdades universales es destructivo para la civilización.

Creo que, en un mundo caído, toda política es una mezcla de bien y mal, todas las ganancias políticas son parciales, y lo perfecto es, a menudo trágicamente, el enemigo del bien. Como cristiano, creo que el amor debe ser la motivación que anima la acción política, pero entiendo que el amor tal como se revela en las Escrituras se manifiesta en acciones concretas que se miden en un efecto moral. En otras palabras, el amor no es simplemente un estado de ánimo o una emoción. El amor conduce a políticas que tienen buenos efectos morales, no necesariamente a acciones que se ganan el aplauso del mundo.

Por lo tanto, también soy un conservador clásico en la tradición occidental. Estoy firmemente en la tradición de Edmund Burke, afirmando las responsabilidades reales pero limitadas del gobierno, la importancia del Estado de derecho, la defensa clásica de la libertad, la importancia vital de las asociaciones libres y la necesaria alineación del gobierno humano con la naturaleza humana.

En la estructura de la política partidista en los Estados Unidos durante mi vida adulta, me he identificado abiertamente con el Partido Republicano. Trabajé como voluntario adolescente en la campaña presidencial de Ronald Reagan en 1976 y, habiendo alcanzado la edad para votar, mi primer voto fue para Reagan en 1980. Para ese año, la división en la nación sobre las principales cuestiones morales —y el aborto con mayor urgencia— era evidente en la división entre los dos principales partidos políticos. El Partido Demócrata se convirtió en el partido que defendía los derechos del aborto y el Partido Republicano se convirtió en el partido que se oponía a los derechos del aborto. Con el tiempo, la división se ha vuelto aún más dramática. En 2016, el Partido Demócrata había eliminado toda oposición significativa a los derechos incondicionales del aborto y exigió que los contribuyentes fueran forzados a pagar por el aborto. El Partido Republicano definió el aborto como el asesinato de un ser humano por nacer y pidió una afirmación de la santidad de la vida humana. He trabajado estrechamente con las administraciones republicanas en políticas y objetivos legislativos. No siempre he estado satisfecho, pero nunca dudé sobre qué partido defendería la vida por nacer y cuál abrazaría la Cultura de la Muerte.

No voté por Donald Trump en 2016. Sentí rechazo por su carácter y fui incapaz de verlo como un conservador, no voté por ninguno de los candidatos de los partidos principales. Hice un voto simbólico. Tenía que esperar que Hillary Clinton no fuera elegida presidenta, pero eso parecía casi definitivo. Como sabemos ahora, no fue elegida. Después de haber argumentado en voz alta por la renuncia del presidente Bill Clinton en la televisión nacional muchas veces a raíz del caso de Mónica Lewinsky, sentí que no podía votar por Donald Trump sin hipocresía. Incluso fui tan lejos como para decir que si votara por Donald Trump tendría que disculparme con Bill Clinton.

Bueno, voy a votar por Donald Trump en 2020 y no voy a pedir disculpas a Bill Clinton. Me disculpo, pero mi disculpa es por hacer una declaración tonta que no aguantó la prueba del tiempo. No voy a disculparme con Bill Clinton, quien es culpable de haber profanado la presidencia por su grosera inmoralidad sexual mientras estaba en el cargo. Sigo creyendo en la necesidad de carácter para los cargos públicos, pero he tenido que pensar más profundamente en cómo se evalúa el carácter en un contexto histórico.

Cuando se trataba de Donald Trump en 2016, tomé nota de sus promesas pro-vida, especialmente con referencia a los tribunales federales que culminaron en la Corte Suprema. Como cristiano conservador, he vivido décadas de frustración y angustia a medida que el máximo tribunal de la nación se fue transformando en una súper legislatura que inventó “derechos” recién declarados a expensas de la dignidad humana y la libertad ordenada. Pero dudé de que Donald Trump quisiera cumplir sus promesas. Me equivoqué. Como le dije al New Yorker en un artículo que se acaba de publicar, “En realidad hizo lo que dijo que haría,” y agregué: “Es lo más extraño.”

Es lo más extraño. El candidato que había estado a favor del aborto se convirtió en pro-vida. No tengo los medios para leer el corazón de Donald Trump sobre este tema, pero puedo evaluar fácilmente sus acciones. En términos de acción presidencial, Donald Trump ha sido el presidente pro-vida más eficaz y consecuente de la era moderna. Además, tanto en las acciones ejecutivas como en los nombramientos judiciales, el presidente Trump ha ido mucho más allá de lo que habría sido políticamente necesario para asegurar su base. Ha reforzado su lugar en la historia y ha desafiado la tentación de acomodarse y ha dado a los estadounidenses pro-vida más que cualquier otro presidente. En abril, dije en público lo que estaba implícito en mis comentarios y acciones desde enero de 2017— votaría por Donald Trump en 2020. Y ya lo he hecho. Espero sinceramente que Donald Trump, y no Joe Biden, sea elegido presidente de los Estados Unidos el 3 de noviembre.

Sólo considere el hecho de que una administración Biden-Harris sería, por cualquier relato honesto, la fuerza política más pro-aborto en la historia de Estados Unidos. Biden, que una vez se jactó de apoyar la Enmienda Hyde durante décadas, la abandonó a toda prisa a principios de este año cuando se requirió para obtener la nominación. Difícilmente un perfil de valentía. Biden ha intentado durante décadas seguir la línea de Mario Cuomo, Ted Kennedy y otros demócratas católicos, afirmando ser personalmente opuestos al aborto pero no estar dispuesto a “hacer cumplir” sus puntos de vista sobre la nación. Eso es una evasión patética en sí misma. Pero escuchen ahora a los principales demócratas y no encontrarán prácticamente a nadie que hable del aborto —la destrucción estratégica de la vida humana no nacida— como un mal moral. El Partido Demócrata es ahora tan pro-aborto (y sí, ese es el término correcto) que ha declarado oposición a cualquier restricción al aborto y exige que los contribuyentes financien el aborto. Dirigido por gobernadores demócratas, estados como Nueva York e Illinois han adoptado una nueva legislación sobre el aborto que permite efectivamente el aborto hasta el momento del nacimiento. Los que niegan esta realidad son deshonestos. Los medios de comunicación convencionales son importantes para los demócratas, con columnas de “verificador de hechos” que afirman que los demócratas no apoyan el aborto, hasta el momento del nacimiento. Pero la verdad fácilmente confirmada es que el Partido Demócrata se opone a cualquier restricción al aborto, hasta el momento del nacimiento. El dogma del partido permitiría el aborto sin restricciones en el caso del diagnóstico del síndrome de Down, por razones de selección de sexo, o por cualquier otra razón, o sin ninguna razón declarada en absoluto. El Partido Demócrata está vinculado mano a mano con Planned Parenthood, que no sólo es el mayor proveedor de abortos de la nación, sino que también es el motor de la Cultura de la Muerte, y que fue desenmascarado por haber seleccionado a bebés no nacidos para la extracción estratégica de órganos y tejidos específicos.

Esto me desgarra el corazón como ningún otro problema. Estoy de acuerdo en que hay muchas otras cuestiones que presionan sobre la conciencia cristiana: cuestiones de política económica y asuntos exteriores y energía y la administración de la tierra. El dolor abrasador de la injusticia racial y el desenmarañamiento de nuestro tejido social exigen una respuesta y urgencia cristianas. Los cristianos deben estar preocupados por las cuestiones de la política de inmigración y los refugiados, y estas cuestiones desafían las simplificaciones de la cultura del slogan y el tweet.

Pero la dignidad humana y la santidad de la vida humana son verdades aún más básicas, y creo que no hay esperanza para defender la dignidad humana para todos si se niega en el vientre. Ser intelectualmente responsables es reconocer el conjunto de cuestiones a las que nos enfrentamos, pero la misma responsabilidad intelectual exige que sepamos qué preguntas son anteriores a los demás y de qué verdades depende toda la superestructura de la dignidad humana y los derechos humanos.

Estamos tentados a separar el carácter personal y las pólizas políticas como si se pudieran dividir limpiamente, pero el carácter es la política y la política es el carácter.

Permítame ser lo más claro posible: el comportamiento del presidente Trump en Twitter y sus comentarios divisivos y su comportamiento indigno de la presidencia son una vergüenza para mí. Constantemente. Su arrogancia y ego y su constante necesidad de adulación me llevan a la distracción. Pero el carácter es una extraña combinación de lo personal, de principios y de lo práctico. Permítame decirlo de otra manera: no puedo aceptar el argumento de que un hombre calmado que afirma el desmembramiento de bebés en el útero tiene un carácter superior a un hombre que despotrica como Genghis Khan pero actúa para preservar esa vida. En mi mundo ideal, votaría por un candidato en el que lo personal, lo relacionado a principios y lo práctico ganarían mi admiración. No vivo en ese mundo. Vivo en este mundo, y debo actuar en consecuencia.

En la protección de la libertad, la libertad religiosa es fundamental. El presidente Trump ha corregido muchas de las infracciones a la libertad religiosa causadas por los mandatos políticos de administraciones anteriores. Ha hecho de la libertad religiosa una prioridad estadounidense en el país y en el extranjero. Bajo su administración, el Departamento de Justicia y el Fiscal General han defendido la libertad religiosa. El presidente Trump incluso extendió la protección de la conciencia a aquellos cuyas cosmovisiones no son explícitamente religiosas.

Biden, por otro lado, ya ha indicado que inmediatamente volvería a poner en marcha el mandato de anticonceptivos de la Administración Obama, despojado de las protecciones de la libertad religiosa que el presidente Trump ha establecido. Las Hermanitas de los Pobres se encontrarán una vez más bajo gran presión, sus derechos de conciencia serán negados. No estarán solas. No serán las únicas. El Partido Demócrata también ha criticado otras formas de protección de la conciencia y negaría la libertad religiosa a los pasteleros, fotógrafos de bodas y farmacéuticos cristianos. Los cristianos en muchos campos médicos se enfrentarán a la reducción o eliminación de protecciones de conciencia relacionadas con el aborto. No son amenazas inactivas. El establecimiento legal del Partido Demócrata está deseoso de presionar estas agendas. El Sr. Biden ha dejado claro que nombraría jueces para seguir la ortodoxia del partido.

Además, en otro acto de cobardía impresionante, el ex vicepresidente se ha negado a responder si apoyaría o no los llamamientos a la ampliación de la Corte Suprema para permitir el nombramiento de jueces liberales adicionales. En realidad dijo lo que no recuerdo a ningún candidato presidencial diciendo en voz alta, que respondería a la pregunta sólo después de las elecciones. Finalmente dijo que nombraría una comisión especial para considerar tales opciones. Una vez más, cualquier persona cuerda sabe lo que está diciendo. Eventualmente abogará por la expansión de la Corte. Después de todo, es el ala izquierda de su partido, claramente en el ascenso, la que controlará el debate y el resultado.

Es probable que el frente principal de la controversia sobre la libertad religiosa esté relacionado con cuestiones LGBTQ, y tanto Biden como Harris están ansiosos por avanzar en la revolución sexual en todos los frentes. Biden fue vicepresidente bajo el presidente Barack Obama, cuyo Procurador General, Donald Verrilli, cuando se le preguntó sobre si un colegio cristiano se vería obligado a renunciar a sus convicciones cristianas a la luz de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, dijo a la Corte Suprema de los Estados Unidos, “será un problema.” En una administración de Biden, cuente con que se convierta en “un problema” muy rápidamente.

En temas como la revolución transgénero, que remodelará toda la sociedad, Biden fue tan lejos en una reciente aparición en el Ayuntamiento que dijo que apoyaría las demandas transgénero sin reservaciones para apoyar la transición de género entre niños de 8 y 10 años. “Debería haber cero discriminación,” dijo Biden. Tenga en cuenta que “cero discriminación” en ese contexto significa la sumisión forzada a las reclamaciones transgénero en toda la sociedad. Eso significa su universidad cristiana, agencia de adopción, junta de misiones o escuela. La administración demócrata empujará fuertemente estos temas a través de toda la sociedad y no dejará ninguna arena intacta. Sólo escúchalos describir sus políticas y luego entienda lo que está en juego. Como senadora, Kamala Harris reprendió a un candidato por haber sido miembro de los Caballeros de Colón, una venerable organización de hombres católicos. Como organización de hombres de larga data, su membresía se limita como es de esperar a los hombres (como lo es el sacerdocio católico romano). En el mundo de la senadora Harris, eso es una discriminación escandalosa. La libertad religiosa no significa nada si ser parte de la organización de hombres católicos más famosa es ahora una descalificación para cargos federales. Cuando era niño, era un orgulloso miembro de los Embajadores del Rey, una organización bautista para niños. Si los Caballeros de Colón es una organización escandalosa, también lo son los Embajadores Reales.

Los cristianos evangélicos están casi seguros de votar en un número abrumador por la reelección del presidente Trump. Esto no es una sorpresa para nadie que haya estado despierto durante los últimos 40 años de vida estadounidense. Desde 1980, el patrón ha sido muy consistente. Los cristianos evangélicos han votado, por grandes porcentajes, por el ticket republicano. Cada cuatro años, los medios de comunicación convencionales afirman estar sorprendidos por este patrón, que resulta ser el mismo patrón que supuestamente los sorprendió cuatro años antes. La división partidista básica revela una división de la cosmovisión aún más básica, y el patrón no muestra signos de cambio. Nadie debería estar sorprendido. La mayoría de los evangélicos siguen votando en un patrón predecible que revela preocupaciones evangélicas.

En casi cada ciclo, un grupo que reclama identidad evangélica forma algo así como “los Evangélicos por Biden” y el enjambre mediático sugiere que es una gran noticia. Este año, un grupo se hace llamar “Evangélicos Pro-vida por Biden.” La locura de respaldar un ticket pro-aborto de esta magnitud mientras se afirma avanzar en la causa pro-vida es algo con lo que no puedo lidiar aquí. Pero un vistazo a los organizadores revela que muchas de las figuras principales no son exactamente nuevas en este tipo de patrón. Uno estableció “Evangélicos por McGovern” en 1972. En serio.

Rápidamente pierdo el respeto por aquellos que ahora apoyan a Joe Biden mientras afirman salvar la causa pro-vida o el movimiento conservador. Como conservador clásico, no creo que las políticas y los principios conservadores puedan sobrevivir por mucho tiempo sin virtudes conservadoras. Pero veo a algunos que dicen ser conservadores atribuir falsamente virtud a un candidato demócrata y no reconocen que una elección de Biden conduciría a amenazas directas a la conciencia y a la libertad religiosa entre los cristianos estadounidenses. La institución de Washington, en su mayor parte, encontrará una manera de llevarse bien y seguir adelante, cualquiera que sea el viento político que pueda venir. Siempre lo hace.

Habrá evangélicos que no podrán votar en buena conciencia por Donald Trump. Entiendo su situación. Pero no votar por Donald Trump, aunque es una decisión política en sí misma, no es lo mismo que votar por Joe Biden. Esto está más allá de mi imaginación moral.

También reconozco que conozco a hermanos y hermanas en Cristo que lo ven de manera diferente. La gran mayoría de los votantes negros en Estados Unidos votan regularmente y predeciblemente por el ticket demócrata, y lo han hecho desde 1960. Como el patrón del voto evangélico blanco, esto no es una sorpresa. Hay muchas razones históricas por las que ambos son así. Con mis hermanos y hermanas negros, hago mi mejor caso por cómo veo los problemas. Tienen todo el derecho a hacer lo mismo. Cada uno tiene un voto. Ambos responderemos a Dios por ese voto. Tratamos sinceramente de persuadir al otro. Es probable que al final votemos de manera diferente. Seguimos siendo hermanos y hermanas en Cristo.

¿Qué significa esto para una iglesia local o una denominación? Estoy agradecido de ser bautista del sur, y extremadamente agradecido de que los bautistas del sur hayan hablado durante casi cuatro décadas con claridad y valentía por los no nacidos, y con la misma claridad y valentía sobre el matrimonio, la sexualidad y el género. Las convicciones de los bautistas del sur son claras, y estoy seguro de que la gran mayoría de los bautistas del sur votarán de acuerdo con esas convicciones. Ese patrón ha estado en su lugar durante muchas décadas.

Pero la comunión cristiana se basa en convicciones compartidas y fe común en Cristo. En mi denominación, eso significa pasión compartida por el Evangelio, compromiso compartido con el ministerio cooperativo y convicciones compartidas sobre el matrimonio, la santidad de la vida humana, los seres humanos hechos hombres y mujeres, y la totalidad de la fe de una vez por todas entregada a los santos.

No conozco ninguna iglesia o denominación que haga que las elecciones sean una cuestión de disciplina u orden de la iglesia. Son las propias convicciones las que constituyen motivos para la disciplina de la iglesia y el orden de la iglesia. Al otro lado de esta elección, los hermanos y hermanas que comparten las mismas convicciones tendrán que encontrar una manera de trabajar juntos para forjar un camino hacia adelante. Si la política se vuelve la prioridad, la iglesia se reduce a un partido político. La política nunca está fuera del horizonte, pero si domina el horizonte, la comunión cristiana se ve socavada.

En esta etapa de un ciclo electoral, la política parece dominar todos los horizontes. Dadas las incertidumbres de esta elección pandémica, las tensiones continuarán. Pronto, esperamos, conoceremos la realidad que enfrentamos. La iglesia cristiana no puede existir en un estado constante de fervor político. Elección por elección, debatimos, organizamos, defendemos, votamos y oramos. Mucho está en juego, pero doy gracias a Dios por que el Reino de Cristo no está sometido a votación. Realmente creo que esta elección presidencial, con el control del Senado también claramente en juego, es probable que sea transformadora. Lo que está en juego sigue subiendo. La diferencia entre una administración de Trump y una administración de Biden dará forma a una generación y tendrá mucho que ver con el futuro de nuestra nación. Mis convicciones me llevan a una conclusión muy clara en estas elecciones. Espero y voto por la elección de Donald Trump y el ticket republicano para un segundo mandato y para una mayoría republicana continua en el Senado de los Estados Unidos. Lo hago precisamente por mis convicciones. Soy responsable de dejar claras esas convicciones y razones. Que Dios bendiga a los Estados Unidos de América, y que esta nación bendiga a las naciones del mundo.

——————–♦——————–

Fuente: https://albertmohler.com/2020/10/26/christians-conscience-and-the-looming-2020-election

El Diablo está en los Detalles: La Inerrancia Bíblica & la Controversia de Licona | Al Mohler

18 May

Mohler - Licona

14 de Septiembre de 2011

La afirmación de la inerrancia bíblica es nada más y nada menos que la afirmación de la veracidad y confiabilidad total de la Biblia. La afirmación de la inerrancia de la Biblia, que la Biblia está “libre de toda falsedad o error,” es una protección esencial para la autoridad de la Biblia como la misma Palabra de Dios en forma escrita. La razón para esto debe ser clara: afirmar cualquier cosa que no sea inerrancia es permitir que la Biblia contenga falsedades o errores.

Lamentablemente, el tema de la inerrancia bíblica ha sido y sigue siendo un tema de cierta controversia dentro del evangelicalismo. Para abordar esta crisis, un grupo de líderes evangélicos se reunió en Chicago en 1978 bajo los auspicios del Consejo Internacional de Inerrancia Bíblica para adoptar lo que se conoció como La Declaración de Chicago sobre Inerrancia Bíblica.

Las palabras iniciales de esa declaración establecen claramente el problema:

La autoridad de las Escrituras es un tema clave para la Iglesia cristiana en esta y en todas las épocas. Aquellos que profesan fe en Jesucristo como Señor y Salvador están llamados a mostrar la realidad de su discipulado obedeciendo humildemente y fielmente la Palabra escrita de Dios. Alejarse de las Escrituras en fe o conducta es deslealtad a nuestro Maestro. El reconocimiento de la verdad total y la confiabilidad de la Sagrada Escritura es esencial para comprender y confesar adecuadamente su autoridad.

Quienes afirman la inerrancia bíblica entienden que esta afirmación es esencial, no solo para la cuestión de la perfección de la Biblia como la Palabra de Dios, sino también para la cuestión de la coherencia evangélica. Por lo tanto, la Sociedad Teológica Evangélica requiere una afirmación de la inerrancia para la membresía, y ha adoptado la Declaración de Chicago como la definición guía de ese requisito.

La cuestión de la inerrancia bíblica ha surgido recientemente en relación con un libro escrito por Michael R. Licona y publicado por InterVarsity Press (en español por Publicaciones Kerigma) el año pasado. Licona es un conocido apologista evangélico que se desempeñó como profesor investigador del Nuevo Testamento en el Seminario Evangélico del Sur en Charlotte, Carolina del Norte, y, hasta hace poco, como empleado de la Junta de Misiones de América del Norte de la Convención Bautista del Sur, con sede en Atlanta.

El libro de Licona en cuestión, La Resurrección de Jesús: Un Nuevo Acercamiento Historiográfico, es a la vez masivo e importante. Además, prácticamente no tiene precedentes en términos de erudición evangélica. El volumen de 700 páginas es nada menos que una defensa magistral de la historicidad de la resurrección corporal de Jesucristo de los muertos. Licona es un erudito talentoso que ha hecho lo que otros eruditos evangélicos aún no han hecho: ha entrado directamente en la arena de la investigación historiográfica moderna para luchar exhaustivamente contra aquellos que rechazan la naturaleza histórica de la resurrección de Cristo de los muertos.

Y Licona lo hace con notable habilidad y gran erudición. También escribe con una honestidad intelectual encomiable y bastante transparente. Este es un erudito muy serio que presenta un caso muy serio en favor del hecho de que Jesús fue resucitado de la muerte, y que este evento está históricamente documentado y accesible para el historiador moderno.

Cuando Licona afirma la resurrección como un hecho histórico, utiliza la definición de Richard Evans, quien ha argumentado que un hecho histórico es “algo que sucedió y que los historiadores intentan ‘descubrir’ a través de procedimientos de verificación.” Licona niega que la historia de la resurrección sea inaccesible para el historiador moderno, y afirma con confianza el hecho de que los historiadores que niegan la naturaleza histórica de la resurrección simplemente están operando desde su propia preconcepción ideológica de que tales cosas simplemente no suceden.

Al presentar su caso, Licona demuestra su conocimiento de la historiografía moderna, la filosofía de la historia y el trabajo de los historiadores modernos. Enfrenta los argumentos contra la historicidad de la resurrección presentados por eruditos que van desde Bart Ehrman y Gerd Ludemann hasta John Dominic Crossan.

Al enfrentarse a Crossan, Licona documenta la negación directa de Crossan de que la resurrección puede ser un evento histórico. Crossan opera desde una cosmovisión naturalista que impide creer en algo sobrenatural, como la resurrección de Jesucristo de entre los muertos. Crossan, un veterano del infame “Seminario de Jesús” que trató de eliminar todos los elementos sobrenaturales del Nuevo Testamento, afirma que el cuerpo de Jesús permaneció en la tumba, donde se descompuso y finalmente fue consumido por carroñeros.

Licona ofrece una refutación poderosa a Crossan, demostrando, en primer lugar, que Crossan opera desde una visión del mundo que simplemente niega que pueda ocurrir una resurrección. Licona toma los argumentos de Crossan y, uno por uno, los responde de manera convincente. En el transcurso, documenta los propios compromisos ideológicos anti-sobrenaturales de Crossan y su uso de la psicohistoria para explicar la experiencia de los discípulos.

Pero, incluso mientras Licona analiza los argumentos en contra de la resurrección de Jesús como un hecho histórico, él hace su propio argumento impactante y desastroso. Al escribir sobre Mateo 27:51-54, Licona sugiere que encuentra material que no debe entenderse como un hecho histórico.

El texto lee:

Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos. El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente éste era Hijo de Dios. [Mateo 27:51-54]

El tema de mayor preocupación con respecto al argumento de Licona es cómo trata el informe de Mateo de que “muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.”

Anteriormente en su libro, Licona había sugerido que parte del material bíblico podría ser “lenguaje poético o leyenda en ciertos puntos,” mencionando específicamente Mateo 27:51-54 como ejemplo.

Esa declaración es profundamente preocupante, pero cuando dirige toda su atención a Mateo 27:51-54, su argumento empeora. Se refiere a “ese pequeño texto extraño en Mateo 27:52-53, en el que después de la muerte de Jesús los santos muertos son resucitados y caminan hacia la ciudad de Jerusalén.”

Licona luego se refiere a varios paralelos clásicos en la literatura antigua y al uso del lenguaje apocalíptico en la Biblia y, después de su estudio histórico, afirma: “me parece que una comprensión del lenguaje en Mateo 27:52-53 como ‘efectos especiales’ con textos y pensamiento escatológicos judíos en mente es muy plausible.”

¿Efectos especiales? Licona luego escribe:

“Hay más apoyo para esta interpretación. Si las tumbas se abrieron y los santos que fueron resucitados con la muerte de Jesús no fueron lo suficientemente extraños, Mateo añade que no salieron de sus tumbas hasta después de la resurrección de Jesús. ¿Qué estaban haciendo entre el viernes por la tarde y el domingo temprano por la mañana? ¿Estaban de pie en las ahora abiertas puertas de sus tumbas y esperando?” (pág. 430).

Este es un argumento muy preocupante. En primer lugar, si alguna vez aceptamos el hecho de que debemos explicar lo que alguien en la Biblia estaba haciendo cuando la Biblia no nos dice, entramos en una trampa de catástrofe interpretativa. Somos responsables de lo que la Biblia nos dice, no de lo que no dice.

Licona finalmente escribe: “Parece mejor considerar este difícil texto en Mateo como un dispositivo poético añadido para comunicar que el Hijo de Dios había muerto y que el juicio inminente esperaba a Israel.”

Incluso parece encontrarse atrapado en este punto, admitiendo que si la resurrección de estos santos, junto con otros fenómenos reportados por Mateo, es un dispositivo poético, “podemos preguntarnos con razón si la resurrección de Jesús no es más de lo mismo.”

Esta es exactamente la pregunta correcta, y las respuestas propuestas por Licona a su propia pregunta son decepcionantes en extremo. En su tratamiento de este pasaje, Licona ha entregado a los enemigos de la resurrección de Jesucristo un arma poderosa, la concesión de que parte del material relatado por Mateo en el mismo capítulo en el que informa que la resurrección de Cristo simplemente no sucedió y debe entenderse simplemente como “dispositivo poético” y “efectos especiales.”

El verano pasado, el filósofo evangélico Norman Geisler dirigió dos cartas abiertas a Michael Licona, acusándolo de violar la inerrancia de las Escrituras en su argumento sobre Mateo 27:52-53. Licona, argumentó Geisler, “deshistorizó” el texto bíblico. Como Geisler dejó en claro, esto fue una violación directa de la inerrancia bíblica. El enfoque de Licona sobre este texto, argumentó Geisler, “socavaría la ortodoxia al deshistorizar muchos pasajes cruciales de la Biblia.”

Geisler pidió a Michael Licona que cambie su posición sobre este texto y lo afirme como un hecho histórico sin reservas. Pero Geisler, miembro de la Sociedad Teológica Evangélica (ETS en inglés) durante muchos años, hizo otro punto muy importante. Le recordó a Licona que tales argumentos se habían encontrado antes dentro de la ETS y que habían llevado a la expulsión de un miembro.

Sorprendentemente, el tema de esa controversia también se centró en el Evangelio de Mateo. El erudito del Nuevo Testamento Robert Gundry había escrito Matthew: A Commentary on His Literary and Theological Art  (Mateo: Un Comentario sobre su Arte Literario y Teológico), publicado en 1982. En ese volumen, Gundry había argumentado que Mateo estaba usando la forma literaria midrash y que por lo tanto había combinado material tanto histórico como no-histórico en su Evangelio para hacer sus propios puntos teológicos. Gundry había escrito que los lectores de Mateo no deberían operar bajo el supuesto “que el estilo narrativo en la Biblia siempre implica que se está escribiendo historia.” Gundry propuso que Mateo cambió y agregó libremente detalles en su narrativa de la infancia de Cristo para adaptarse a su propósito teológico.

Los académicos, incluidos D. A. Carson y Darrell Bock, argumentaron, en respuesta, que Mateo no estaba escribiendo midrash y que sus primeros lectores nunca habrían asumido que lo había hecho. Los académicos también notaron que el enfoque de Gundry era doctrinalmente desastroso. Gundry había argumentado que Mateo “editó la historia del bautismo de Jesús para enfatizar la Trinidad.” Por lo tanto, Mateo no informaba verdaderamente lo que había sucedido en términos de hechos históricos, sino lo que quería informar para cumplir su propósito teológico. Gundry había sugerido que Mateo cambió la narrativa de la infancia de Lucas al convertir a los pastores en magos y al pesebre en una casa. Como un erudito evangélico replicó: “Para Gundry, entonces, la casa inexistente era donde las personas inexistentes llamadas Magos encontraron a Jesús en la ocasión de su visita inexistente a Belén.”

En 1983, la Sociedad Teológica Evangélica votó para solicitar que Robert Gundry renunciara a su membresía. Los argumentos para su expulsión del ETS son exactamente aquellos que ahora son directamente relevantes para el argumento que Michael Licona hace sobre Mateo 27:51-54. Las sugerencias de que estos eventos informados por Mateo son “efectos especiales” y un “dispositivo poético” son exactamente el tipo de deshistorización que llevó a la eliminación de Gundry del ETS. El argumento de Gundry sobre el uso de midrash por parte de Mateo es prácticamente paralelo al argumento de Licona de referencias clásicas y fuentes apocalípticas judías.

La Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica declara explícitamente que estos enfoques son incompatibles con la afirmación de que la Biblia es inerrante. Hay muchas razones dentro del texto para creer que Mateo tiene la intención de informar hechos históricos. Mateo 27:51-54 está en el corazón mismo del informe de Mateo sobre la resurrección de Cristo como un hecho histórico. La deshistorización de este texto es nefasta e inconsistente con la afirmación de la inerrancia bíblica.

El Artículo XVIII de la Declaración de Chicago hace este punto con precisión: “Afirmamos que el texto de las Escrituras debe interpretarse por la exégesis gramática histórica, teniendo en cuenta sus formas y recursos literarios, y que las Escrituras deben ser usadas para interpretar cualquier parte de sí mismas. Rechazamos la legitimidad de cualquier tratamiento del texto de las Escrituras, o de la búsqueda de fuentes que puedan llevar a que sus enseñanzas se consideren relativas y no históricas, descartándolas o rechazando su declaración de autoría.” Además, la Declaración de Chicago requiere que “la historia debe ser tratada como historia.”

En una respuesta a Norman Geisler, Michael Licona declaró su afirmación de inerrancia pero no retiró sus argumentos sobre Mateo 27:51-54. De hecho, no hizo referencia a los “efectos especiales,” pero dijo que su posición había sido que el texto debería interpretarse como “imágenes apocalípticas.” También declaró: “Al escribir mi libro, siempre consideré la totalidad de Mateo 27 como una narración histórica que contiene alusiones apocalípticas.”

Pero, ¿qué puede significar esto realmente? En su libro, él claramente argumenta que la resurrección de los santos no debe ser tomada como un hecho histórico, sin dejar otra opción que entender que Licona entiende al menos algunas de las “alusiones apocalípticas” que él ve en Mateo 27 como algo más que histórico en esencia. Por lo tanto, “la totalidad” de Mateo 27 no debe tomarse como una narrativa histórica coherente en absoluto.

Licona también escribió: “La investigación adicional durante el último año en la literatura grecorromana me ha llevado a reexaminar la posición que tomé en mi libro. Aunque la investigación adicional ciertamente permanece, en este momento estoy igualmente inclinado a entender la narrativa de los santos resucitados en Mateo 27 como un informe de un hecho real (es decir, literal) ya que lo veo como un símbolo apocalíptico. También puede ser un informe de un evento real descrito parcialmente en términos apocalípticos. Estaré encantado de revisar la sección relevante en una futura edición de mi libro.”

Esto apenas resuelve el problema. De hecho, la única concesión real de Licona aquí es permitir que el informe de Mateo de los santos resucitados sea tan probable como su argumento publicado anteriormente. Eso no es una retracción. Además, dice que su ligero cambio de opinión sobre el tema se produjo después de una investigación en la literatura grecorromana. Como la Declaración de Chicago nos recomendaría preguntar: ¿Qué podría uno encontrar en la literatura grecorromana que valide o invalide el estatus de este informe como un hecho histórico?

Hay una diferencia crucial entre los casos de Robert Gundry y Michael Licona. Gundry había escrito un comentario importante sobre Mateo que demostró a través de su enfoque a Mateo como midrash y su argumento de que Mateo estaba cambiando hechos históricos para adaptarse a su agenda teológica. Michael Licona ha escrito una defensa masiva de la historicidad de la resurrección de Jesús de entre los muertos. Su tratamiento de Mateo 27:51-54 es manifiestamente inconsistente con su defensa magistral de la resurrección como historia y de Mateo como un fiel cronista de este hecho histórico central.

Solo podemos esperar que Michael Licona resuelva esta inconsistencia afirmando sin reservas el estatus como hecho histórico de todo lo que Mateo informa en el capítulo 27 y todo lo que el Nuevo Testamento presenta como narración histórica. Necesita repensar la pregunta que se hizo en su libro: “Si algunos o todos los fenómenos reportados en la muerte de Jesús son dispositivos poéticos, podemos preguntarnos con razón si la resurrección de Jesús no es más de lo mismo.”

En su libro, hizo exactamente la pregunta correcta, pero luego dio la respuesta incorrecta. Todos debemos esperar que se haga esa pregunta nuevamente y responda de una manera que afirme sin reservas que todo el informe de Mateo es histórico. Si no, Licona no solo ha violado la inerrancia de las Escrituras, sino que ha hecho un gran agujero en su propia defensa magistral de la resurrección.

No es suficiente afirmar la inerrancia bíblica en principio. El diablo, como dicen, está en los detalles. Eso es lo que hace que la Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica sea tan indispensable y que esta controversia sobre el libro de Licona sea tan urgente. No es suficiente afirmar la inerrancia bíblica en términos generales. La integridad de esta afirmación depende de la afirmación de inerrancia en todos los sentidos detallados.

Michael Licona es un defensor talentoso y valiente de la fe cristiana y un valiente apologista de la verdad cristiana. Nuestra esperanza compartida debe ser que él ofrecerá una corrección completa sobre esta cuestión crucial de la veracidad y confiabilidad de la Biblia. Oraré por él con el pleno conocimiento de que he sido alguien que ha sido beneficiado y ayudado por la corrección necesaria. Dejar su argumento donde está ahora no solo disminuirá la influencia de Michael Licona, sino que también presentará a quienes afirman la inerrancia de la Biblia con otra prueba de resolución.

——————–♦——————–

Fuente: https://albertmohler.com/2011/09/14/the-devil-is-in-the-details-biblical-inerrancy-and-the-licona-controversy/

Recursos Recomendados:

El Pastor y la Inerrancia Bíblica: https://amzn.to/2YPPkdA

Declaración de Chicago de la Inerrancia Bíblica – Comentario de R. C. Sproul: https://amzn.to/2WBbjC8

Nota: Si prefieres escuchar el artículo, con una breve introducción, puedes hacerlo aquí: https://bit.ly/3fZjlNZ

 

¡Farewell, Jovel!

30 Abr

Quiero decir un par de cosas sobre lo que dijo el Sr. Luis Jovel en este video. No voy tratar con su opinión sobre el rol de la mujer en la iglesia. Existen varios recursos bíblicos que ofrecen una correcta perspectiva sobre el tema.[1] Mi objetivo en este artículo se limita a refutar brevemente la errónea opinión que el Sr. Jovel tiene sobre la autoridad y la inerrancia de la Palabra de Dios.

¿Pablo se contradice?

 En el video en cuestión, Jovel asegura lo siguiente (55:58):

“En el versículo 14 de 1 Timoteo 2, Pablo dice que fue Eva la engañada y cayó en transgresión cosa que en Romanos 5, versículos 12 y 19, se contradice. Si ustedes después ven esto, allí Pablo dice que el pecado entró no por la mujer como dice en 1 Timoteo sino por Adán.”

¿Es verdad que Pablo se contradice? Por supuesto que no. Debemos rechazar tal afirmación. Una simple lectura de ambos textos niega cualquier contradicción.

Notemos que Pablo no dice en 1 Timoteo, como Jovel afirma, que el pecado entró por la mujer sino que la mujer fue engañada.

En Romanos 5:12 y 14, Pablo habla del pecado de Adán y sus consecuencias. En 1 Timoteo 2:14, por otro lado, él habla del engaño en el que Eva cayó y no Adán.

Pecado y engaño son dos palabras distintas. Por lo tanto, no hay contradicción.

Adicionalmente, sabemos con un mayor grado de certeza, que Pablo no se contradijo de acuerdo al siguiente silogismo:

Dios es santo y perfecto en todos sus atributos (Salmos 99:9) y no puede mentir o errar (Números 23:19). Pablo, al igual que todo el resto de los autores bíblicos, fue inspirado por Dios (2 de Timoteo 3:16, 2 Pedro 1:21). Por lo tanto, debemos concluir que la Biblia está totalmente libre de cualquier tipo de error en cada cosa que afirma en sus manuscritos originales.

A esta doctrina se le conoce con el nombre de Inerrancia, cuya veracidad es confirmada por las Escrituras mismas:

“Las palabras de Jehová son palabras limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces” (Salmos 12:6).

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo” (Salmos 19:7).

“Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17).

La Declaración de Chicago de la Inerrancia Bíblica no hace más que ratificar esto al decir que:

“Siendo completa y verbalmente dadas por Dios, las Escrituras son sin error o falta en todas sus enseñanzas, tanto en lo que declaran acerca de los actos de creación de Dios, acerca de los eventos de la historia del mundo, acerca de su propio origen literario bajo la dirección de Dios, como en su testimonio de la gracia redentora de Dios en la vida de cada persona.”

Y la Confesión de fe de Westminster coincide:

“La Biblia demuestra abundantemente que es la Palabra de Dios. Sin embargo, nuestra persuasión y completa seguridad de que su verdad es infalible y su autoridad divina proviene de la obra del Espíritu Santo.”

Como hemos visto, la Biblia no puede errar ni contradecirse. Entonces, cuando el Sr. Jovel afirma no creer en la inerrancia (1:18:53) y que Pablo se contradice, sabemos que el errado es él y no la Palabra de Dios.

¿Hay cartas de Pablo que no son de autoría de Pablo?

 Más adelante en el video, específicamente desde el 56:19 en adelante, Jovel afirma y cito:

Esto [la supuesta contradicción] es lo que lleva a pensar a muchos que tanto las pastorales como 2 Tesalonicenses, Efesios y Colosenses no son de autoría de Pablo.”

¿Es verdad lo que dice Jovel de que Pablo realmente no escribió algunas de las cartas que llevan su nombre?

Thomas Schreiner, erudito y profesor de Interpretación del Nuevo Testamento del Seminario Teológico Bautista del Sur, responde con un rotundo no.

Schreiner afirma que los evangélicos no aceptan el punto de vista de que algunas cartas de Pablo son “pseudo epigráficas” es decir, escritas falsamente. El hecho de que el estilo de la escritura y los temas de estas cartas sean un poco distintos, no es un argumento convincente en absoluto.

Este es un resumen de los argumentos que Schreiner expuso en un excelente y preciso video.

  1. El que supuestamente hayan cartas que según el texto bíblico fueron escritas por Pablo pero que en realidad fueron escritas por alguien más, correspondería a un tipo de engaño. Esto es un asunto de la veracidad de la Escritura. Algunos creen que esto “era aceptado en su cultura.” Sin embargo, en 2 Tesalonicenses 2:2, Pablo dice específicamente que él rechaza las cartas falsamente escritas en su nombre:

“No pierdan la cabeza ni se alarmen por ciertas profecías, ni por mensajes orales o escritos supuestamente nuestros, que digan: ‘¡Ya llegó el día del Señor!’.”

Pablo estaba claramente preocupado por la autenticidad de las cartas.

  1. La razón por la que las cartas pastorales tienen un estilo un poco diferente se debe a la situación en la cual Pablo estaba escribiendo. Las cartas pastorales se escriben casi al final de la vida de Pablo y él está pensando sobre el futuro de la iglesia, quiénes van a ser los líderes y cómo va a ser la estructura de la iglesia. Esto nos explica lo diferente del contenido.

También es posible que Pablo se ayudó de un secretario. Esto era muy común en el mundo antiguo y eso podría explicar lo del estilo.

  1. Después del tiempo de Pablo, en el segundo siglo, hubo un libro que se escribió llamado “Hechos de Pablo y Tecla” que es parte de los Apócrifos del Nuevo Testamento. La persona que escribió este libro fue un Obispo, él era un líder en la iglesia, pero la iglesia temprana lo destituyó y lo quitaron de su Obispado, lo bajaron de su oficio porque él dijo que Pablo lo había escrito. Él escribió en nombre de Pablo.

Otro escritor temprano, Serapión que escribe sobre las cartas falsas y documentos que son atribuidos a Pedro, dice: “rechazamos esas cartas y documentos falsos y no auténticos.”

Entonces, sabemos que a los escritores de la iglesia temprana les importaba el asunto de la autenticidad. Ellos pensaban que escribir en el nombre de alguien más era un engaño.

  1. Las cartas pseudo epigráficas, las cartas falsamente escritas, o sea, cartas escritas en nombre de alguien más nunca fueron aceptadas como autoritativas o como Escritura autoritativa.

Schreiner concluye:

“Pienso que tenemos buenas razones, a pesar de las perspectivas críticas, para tener confianza en que Pablo escribió todas las cartas que se le atribuyen y pienso que eso es verdad también para todo el Nuevo Testamento. Tenemos documentos auténticos. ¡Gloria a Dios!”

No está de más decir que las palabras de Jovel están en contra de lo dicho en la Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica. En su artículo XVIII leemos:

“Rechazamos la legitimidad de cualquier tratamiento del texto de las Escrituras, o de la búsqueda de fuentes que puedan llevar a que sus enseñanzas se consideren relativas y no históricas, descartándolas o rechazando su declaración de autoría.”

 ¿Son inconsistentes los Cesacionistas?

 En el 56:29, Jovel dice lo siguiente:

“Las pastorales y las otras cartas que mencioné no son paulinas porque tienen diferente vocabulario. [Este argumento]…es similar al argumento que ocupan los Cesacionistas con respecto a Marcos 16:9 al 20. Ellos dicen que esto no puede ser original de Marcos porque el vocabulario cambia. …pero ese es el mismo argumento de los más liberales dentro del cristianismo que rechazan que estos libros sean de autoría de Pablo pero ahí si no dicen nada entonces esa es una inconsistencia que encuentro en estas personas.”

Esta es otra falsedad de Jovel.

Las razones por las que muchos eruditos rechazan el final de Marcos no tienen ninguna relación con la posición Cesacionista.

  1. A. Carson, un reconocido erudito evangélico y autor, que además es continuista, explica que “los argumentos que se han presentado para argüir que este final no es original tienen mucho peso.”[2]

Este es un resumen de los argumentos que presenta Carson:

1) No aparece en los dos manuscritos más importantes.

2) Jerónimo y Eusebio dicen que los mejores manuscritos que habían llegado a sus manos no incluían ese final más extenso.

3) Existen otros dos finales: un final más corto, y el final más extenso combinado con una interpolación. La presencia de estos otros finales sugiere que durante un tiempo hubo cierta incertidumbre sobre el verdadero final del Evangelio de Marcos.

4) El final más extenso contiene algunas palabras y expresiones que no son típicas de Marcos.

5) El final más extenso no encaja de forma natural después del 16:8.

¿Lutero y Calvino no creían en la Inerrancia?

 Para variar, esta otra mentira de Jovel.

Carl Trueman, quien fue profesor de Teología Histórica e Historia de la Iglesia del Seminario Teológico de Westminster, y que es experto en el tópico de la Reforma, rechaza la opinión del YouTuber cuando afirma que:

“Ha habido quienes afirman que la doctrina [de la inerrancia] es una innovación norteamericana, que surge de la controversia fundamentalista-modernista distintivamente estadounidense de finales del siglo XIX y XX. En respuesta, deseo argumentar simplemente que varios de los elementos básicos que formaron la doctrina de la inerrancia posterior estuvieron presentes en la iglesia desde un período muy temprano y que la doctrina es bastante compatible con la enseñanza de los reformadores clave.”[3]

R. C. Sproul está de acuerdo con Trueman:

“Los críticos de la inerrancia argumentan que la doctrina se inventó en el escolasticismo protestante del siglo XVII, donde la razón superó la revelación, lo que significaría que no era la doctrina de los reformadores magisteriales. Por ejemplo, señalan que Martín Lutero nunca usó el término inerrancia. Eso es correcto. Lo que dijo fue que las Escrituras nunca se equivocan. Juan Calvino tampoco usó el término. Dijo que deberíamos recibir la Biblia como si escucháramos las palabras audibles viniendo de la boca de Dios. Los reformadores, entonces, no usaron el término inerrancia, pero articularon claramente el concepto.”

Para evidencias adicionales recomiendo el artículo “Calvino, Lutero y la Inerrancia Bíblica” de Juan Paulo Martínez.

¿Nadie tiene más autoridad que Jesús
para interpretar el Antiguo Testamento?

 Esta es otra frase de Jovel con la que demuestra su bizarra opinión de la autoridad de las Escrituras. Jovel implica que Jesús tiene más autoridad que el resto de los escritos bíblicos inspirados. Pero la realidad es que todo escritor bíblico tiene exactamente la misma autoridad que Cristo. No hay ninguna diferencia. Como ya vimos, cada uno de ellos fue inspirado por el Espíritu Santo y es por esto que podemos decir que cuando la Biblia habla, Dios habla.

Otra prueba de la poca estimación que Jovel tiene de la Palabra de Dios se puede ver cuando dice que “Pablo, Santo Tomás de Aquino[4] y Karl Barth son los teólogos más grandes que han vivido (1:21:45).”

No se puede poner al apóstol Pablo, quien fue inspirado por Dios, en la misma categoría de  hombres no inspirados y que si pueden errar. Decir esto es una burla en contra de la autoridad de la Palabra de Dios.

Cabe señalar que Karl Barth, quien claramente ha influenciado para mal el pensamiento de Jovel, fue quien dijo que la Biblia no es la Palabra de Dios sino que meramente contenía la Palabra de Dios. En otras palabras, creía que la Biblia no puede ser la revelación de Dios en el sentido objetivo de la Palabra, sino que es “testigo” de dicha revelación. Barth tenía una defectuosa perspectiva de la Biblia. En consecuencia, está lejos de ser uno de los mejores teólogos de la historia. De hecho, el enseñó muchos errores como el universalismo. Y su carácter no fue irreprensible ya que fue un adúltero.

Una vez más las palabras de este bloguero indican su baja estima de todo el cuerpo de revelación divina cuando dice que “nadie tiene más autoridad que Jesús para interpretar el Antiguo Testamento. Entonces nosotros tenemos que leer el Antiguo Testamento y toda la Biblia conforme a la revelación que Jesús nos dio.”

Esto suena bonito pero es mentira. Pablo, cuando habló baja la inspiración divina, tiene exactamente la misma autoridad que Cristo. Pablo dijo:

“Más os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” (Gálatas 1:11-12).

Conclusión

Cuando el Sr. Jovel vea aparentes contradicciones o errores en el texto, lo que debe hacer es seguir el consejo de Agustín de Hipona:

“De todos los libros del mundo creo que solo los autores de las Sagradas Escrituras estaban totalmente libres de errores. Y si estoy confundido por algo que parece ir en contra de la verdad, no dudo en asumir que, o bien el manuscrito es defectuoso o el traductor no ha captado el sentido de lo que se dijo o no he podido entenderlo por mí mismo.”[5]

Hay implicaciones desastrosas de creer que la Biblia tiene errores.

Si Jovel cree que la Biblia contiene errores, ¿está seguro que no hay más errores de los que él dice que hay? ¿Qué certeza tenemos de que la Biblia no está llena de errores? Y si tiene errores, ¿porque debemos confiar en lo que dice? Si la Biblia tiene errores entonces no estamos obligados a creer u obedecer todo lo que dice. Un libro con errores no tiene autoridad. Vamos a tener que preguntarle al Sr. Jovel que partes son confiables y cuáles no. Si Jovel está capacitado para decirnos donde hay errores y donde no, entonces él se convierte en la autoridad definitiva por sobre Dios. Él se ha autoproclamado a sí mismo como el editor de Dios.

Son los incrédulos y los ateos los que suelen afirmar que hay error y contradicción en la Biblia. ¿No es así?

Satanás siempre ha tratado de causar dudas sobre lo que Dios ha dicho. En el jardín del Edén dijo a Eva: “¿Conque Dios os ha dicho…?”

Satanás siempre ha querido que los hombres desconfíen de la Palabra de Dios. Pero sabemos que él es mentiroso y padre de mentira (Juan 8:44). Y los hijos de Satanás continúan con su labor de acusar a Dios de mentir o de equivocarse.

Es decepcionante enterarse por medio de este video, que Publicaciones Kerigma consulta con el Sr. Luis Jovel, quien tiene una teología tan deficiente, sobre que libros se pueden traducir (2:02:28). Ahora ya es más claro por qué esta editorial ha decidido publicar libros como “La Resurrección de Jesús: Un Nuevo Acercamiento Historiográfico” de Michael Licona que también ataca la doctrina de la inerrancia.

——————–♦——————–

[1] Recomiendo las siguientes obras que refutan el pastorado femenino. Puedes conseguirlas haciendo clic en los nombres de los libros: Recovering Biblical Manhood and Womanhood: A Response to Evangelical Feminism, por John Piper & Wayne Grudem (editores), 50 Preguntas cruciales sobre la Masculinidad & Feminidad por John Piper & Wayne Grudem y Distintos por Diseño por John MacArthur.

[2] Una Introducción al Nuevo Testamento, D. A. Carson & Douglas Moo, págs. 133-134.

[3]El Pastor y la Inerrancia Bíblica,” página 140.

[4] Es irónico que Tomás de Aquino, quien según Jovel era uno de los mejores teólogos de la historia, creía en la inerrancia. Aquino dijo, “es herético decir que cualquier falsedad está contenida en los evangelios o en cualquier Escritura canónica” (Exposición sobre Job 13, Lect. 1).

[5]El Pastor y la Inerrancia Bíblica,” página 148.

La Declaración sobre la Justicia Social y el Evangelio

28 Ene

Introducción

         En vista de las cuestionables teorías sociológicas, psicológicas y políticas que actualmente impregnan nuestra cultura y penetran en la iglesia de Cristo, deseamos aclarar ciertas doctrinas cristianas clave y principios éticos prescritos en la Palabra de Dios. La claridad en estos temas fortalecerá a los creyentes y las iglesias para resistir una avalancha de enseñanzas peligrosas y falsas que amenazan el Evangelio, tergiversan las Escrituras y alejan a las personas de la gracia de Dios en Jesucristo.

Específicamente, estamos profundamente preocupados de que los valores tomados de la cultura secular actualmente estén socavando las Escrituras en las áreas de raza y etnicidad, hombría y feminidad, y sexualidad humana. La enseñanza de la Biblia en cada uno de estos temas está siendo cuestionada bajo la rúbrica amplia y algo nebulosa de la preocupación por la “justicia social”. Si las doctrinas de la Palabra de Dios no son reafirmadas y defendidas sin transigencias en estos puntos, hay muchas razones para anticipar que estas ideas peligrosas y valores morales corruptos extenderán su influencia a otros ámbitos de doctrinas y principios bíblicos.

Sometemos estas afirmaciones y negaciones para consideración pública, sin ninguna pretensión de autoridad eclesiástica, sino con una urgencia que se mezcla con una profunda alegría y tristeza sincera. La rapidez con que estas ideas mortales se han extendido desde la cultura en general hacia las iglesias y las organizaciones cristianas, incluidas algunas que son evangélicas y reformadas, requiere la publicación de esta declaración ahora.

En el proceso de considerar estos asuntos, hemos recordado los elementos esenciales de la fe, que de una vez para siempre fue entregada a los santos, y volvemos a comprometernos a luchar por ella. Tenemos un gran Señor y Salvador, y es un privilegio defender su Evangelio, sin importar el costo o las consecuencias. Sin embargo, aunque nos regocijamos en ese privilegio, lamentamos que al hacerlo sepamos que nos oponemos a las posiciones de algunos maestros a quienes hemos considerado guías fieles y dignos de confianza.

Es nuestra ferviente oración que nuestros hermanos y hermanas se mantengan firmes en el Evangelio y eviten ser sacudidos por todas las tendencias culturales que buscan desviar a la Iglesia de Cristo. Debemos permanecer firmes, inamovibles, siempre creciendo en la obra del Señor. La advertencia del apóstol Pablo a los Colosenses es muy necesaria hoy en día: “Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que está de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo” (Colosenses 2:8).

El documento que sigue es un intento de prestar atención a ese mandato apostólico. Invitamos a otros que comparten nuestras inquietudes y convicciones a unirse con nosotros para reafirmar nuestro compromiso inquebrantable con las enseñanzas de la Palabra de Dios articuladas en esta declaración. Por lo tanto, para la gloria de Dios en su Iglesia y en toda la sociedad, ofrecemos las siguientes afirmaciones y negaciones.

 

Sagrada Escritura

AFIRMAMOS que la Biblia es la Palabra de Dios, dada por el aliento de él. Es inerrante, infalible y es la autoridad final para determinar que es verdadero (que debemos creer) y que es correcto (como debemos vivir). Toda declaración de verdad y estándares éticos deben ser probados por la Palabra final de Dios, que es solo la Escritura.

NEGAMOS que las creencias, el carácter o la conducta cristiana puedan ser dictados por cualquier otra autoridad, y negamos que las ideologías posmodernas derivadas de la interseccionalidad, el feminismo radical y la teoría racial crítica sean consistentes con la enseñanza bíblica. Además, negamos que la competencia para enseñar sobre cualquier tema bíblico provenga de alguna calificación de personas espirituales que no sea la comprensión clara y la comunicación simple de lo que se revela en las Escrituras.

Escritura: Génesis 2:18-25; Salmos 19:7-10; 1 Corintios 2:14-15; Efesios 5:22-33; 2 Timoteo 3:16-4: 5; Hebreos 4:12; 13:4; 1 Pedro 1:25; 2 Pedro 1:19-21

 

Imago Dei

AFIRMAMOS que Dios creó a cada persona por igual a su propia imagen. Como portadores de la imagen divina, todas las personas tienen un valor y una dignidad inestimables ante Dios y merecen honor, respeto y protección. Todos han sido creados por Dios y para Dios.

NEGAMOS que los roles dados por Dios, el estatus socioeconómico, la etnia, la religión, el sexo o la condición física o cualquier otra propiedad de una persona niegue o contribuya al valor de ese individuo como portador de la imagen de Dios.

Escritura: Génesis 1:26-30; 2:18-22; 9:6; 2 Corintios 5:17; Colosenses 1:21-22

 

Justicia

AFIRMAMOS que, dado que él es santo, recto y justo, Dios requiere que aquellos que llevan su imagen vivan con justicia en el mundo. Esto incluye mostrar el respeto apropiado a cada persona y dar a cada uno lo que le corresponde. Afirmamos que las sociedades deben establecer leyes para corregir las injusticias que se han impuesto a través del prejuicio cultural.

NEGAMOS que la verdadera justicia pueda definirse culturalmente o que los estándares de justicia que se construyen solo socialmente puedan imponerse con la misma autoridad que aquellos que se derivan de la Escritura. Además, negamos que los cristianos puedan vivir con justicia en el mundo bajo cualquier principio que no sea el estándar bíblico de justicia. El relativismo, las normas de verdad o moralidad construidas socialmente y las nociones de virtud y vicio que están en constante cambio no pueden dar como resultado una justicia auténtica.

Escritura: Génesis 18:19; Isaías 61:8; Miqueas 6:8; Mateo 5:17-19; Romanos 3:31

 

La ley de Dios

AFIRMAMOS que la ley de Dios, tal como se resume en los diez mandamientos, resumida de manera más sucinta en los dos grandes mandamientos, y manifestada en Jesucristo, es el único estándar de justicia inmutable. La violación de esa ley es lo que constituye el pecado.

NEGAMOS que, cualquier obligación que no surja de los mandamientos de Dios pueda ser legítimamente impuesta a los cristianos como una prescripción para una vida recta. Además negamos la legitimidad de cualquier acusación de pecado o llamado al arrepentimiento que no surja de una violación a los mandamientos de Dios.

Escritura: Deuteronomio 10:4; Romanos 6:14, 10:5; Gálatas 2:16, 3:10, 12; Colosenses 2:14-17; Hebreos 10:1


Pecado

AFIRMAMOS que todas las personas están conectadas con Adam tanto de forma natural como federal. Por lo tanto, debido al pecado original, todos nacen bajo la maldición de la ley de Dios y todos quebrantan sus mandamientos a través del pecado. No hay diferencia en la condición de los pecadores debido a la edad, etnia o sexo. Todos son depravados en todas sus facultades y todos están condenados ante la ley de Dios. Todas las relaciones humanas, los sistemas y las instituciones se han visto afectados por el pecado.

NEGAMOS que, aparte de la conexión previamente establecida con Adán, cualquier persona sea moralmente culpable del pecado de otra persona. Aunque las familias, los grupos y las naciones pueden pecar colectivamente, y las culturas pueden estar predispuestas a pecados particulares, las generaciones posteriores comparten la culpa colectiva de sus antepasados solo si aprueban y abrazan (o intentan justificar) esos pecados. Delante de Dios, cada persona debe arrepentirse y confesar sus propios pecados para recibir el perdón. Además negamos que la etnia de uno establezca cualquier conexión necesaria con un pecado en particular.

Escritura: Génesis 2:16, 17, 3:12,13-15; Proverbios 29:18; Isaías 25:7, 60:2-3; Jeremías 31:27-34; Ezequiel 18:1-9, 14-18; Mateo 23:29-36; Romanos 1:16-17, 3:23, 5:12, 10:14-17; 1 Corintios 15:3-11; 2 Corintios 11:3; Gálatas 1:6-9; Tito 1:12, 13; Apocalipsis 13:8

 

Evangelio

AFIRMAMOS que el evangelio es el mensaje divinamente revelado concerniente a la persona y la obra de Jesucristo, especialmente su nacimiento virginal, vida recta, sacrificio sustitutivo, muerte expiatoria y resurrección corporal, revelando quién es él y qué ha hecho, con la promesa que salvará a cualquiera y a todos los que se vuelvan del pecado confiando en él como Señor.

NEGAMOS que cualquier otra cosa, ya sean obras que se realicen u opiniones que se tengan, pueda agregarse al evangelio sin pervertirlo en otro evangelio. Esto también significa que las implicaciones y aplicaciones del evangelio, como la obligación de vivir justamente en el mundo, aunque sean legítimas e importantes por derecho propio, no son componentes definitorios del Evangelio.

Escritura: Génesis 3:15; Proverbios 29:18; Isaías 25: 7, 60:2, 3; Romanos 1:16-17, 10:14, 15, 17; 1 Corintios 15:1-11; Gálatas 1:6-9; Apocalipsis 13:8

 

Salvación

AFIRMAMOS que la salvación es otorgada solo por la gracia de Dios recibida solo por medio de la fe en Jesucristo solamente. Cada creyente está unido a Cristo, justificado ante Dios y adoptado en su familia. Por lo tanto, a los ojos de Dios, no hay diferencia en la importancia o valor espiritual entre aquellos que están en Cristo. Además, todos los que están unidos a Cristo también están unidos el uno al otro, independientemente de su edad, etnia o sexo. Todos los creyentes están siendo conformados a la imagen de Cristo. Por la gracia regeneradora y santificadora de Dios, todos los creyentes serán llevados a un estado de perfección final, sin pecado, glorificados en el día de Jesucristo.

NEGAMOS que la salvación se puede recibir de cualquier otra manera. También negamos que la salvación haga a cualquier cristiano libre de todo pecado remanente o inmune incluso al pecado grave en esta vida. Además, negamos que la etnicidad excluya a cualquiera de entender el evangelio, ni la herencia étnica o cultural de nadie mitiga o elimina el deber de arrepentirse y creer.

Escritura: Génesis 3:15; Hechos 20:32; Romanos 3-4; Efesios 2:8-9; Gálatas 3:28-29; 1 Juan 2:1-2

 

La Iglesia

AFIRMAMOS que el papel principal de la iglesia es adorar a Dios mediante la predicación de su palabra, la enseñanza de la sana doctrina, la observación del bautismo y la Cena del Señor, refutando a los que contradicen, capacitando a los santos y evangelizando a los perdidos. Afirmamos que cuando se mantiene la primacía del evangelio, esto a menudo tiene un efecto positivo en la cultura en la que se aplacan diversos males sociales. Afirmamos que, bajo el señorío de Cristo, debemos obedecer a las autoridades gubernamentales establecidas por Dios y orar por los líderes civiles.

NEGAMOS que el activismo político o social se deben ver como componentes integrales del evangelio o primordial para la misión de la iglesia. Aunque los creyentes pueden y deben utilizar todos los medios legales que Dios ha establecido providencialmente para tener algún efecto sobre las leyes de una sociedad, negamos que estas actividades sean evidencia de fe salvadora o constituyan una parte central de la misión de la iglesia dada por Jesucristo, su cabeza. Negamos que las leyes o regulaciones posean un poder inherente para cambiar los corazones pecaminosos.

Escritura: Mateo 28:16-20; Romanos 13:1-7; 1 Timoteo 2:1-3; 2 Timoteo 4:2; Tito 1:9; 1 Pedro 2:13-17

 

Herejía

AFIRMAMOS que la herejía es una negación o desviación de una doctrina que es esencial para la fe cristiana. Afirmamos además que la herejía a menudo implica el reemplazo de verdades esenciales clave con conceptos variantes, o la elevación de lo no esencial al estado de lo esencial. Abrazar la herejía es alejarse de la fe una vez dada a los santos y así estar en el camino hacia la destrucción espiritual. Afirmamos que la acusación de herejía debe reservarse para aquellas desviaciones de la verdad cristiana que destruyen las doctrinas que soportan el peso del núcleo redentor de la Escritura. Afirmamos que las acusaciones de herejía deben ir acompañadas de una clara evidencia de tales creencias destructivas.

NEGAMOS que la acusación de herejía pueda ser legítimamente presentada en contra de cualquier falla para lograr la conformidad perfecta a todo lo que implica la fe sincera en el evangelio.

Escritura: Juan 14:6; Hechos 4:12; Gálatas 1:6-9; 1 Juan 4:1-3, 10, 14, 15; 5:1, 6-12

 

Sexualidad y Matrimonio

AFIRMAMOS que Dios creó a la humanidad masculina y femenina y que esta distinción divinamente determinada es buena, propia y celebrable. La masculinidad y la feminidad están determinadas biológicamente en la concepción y no están sujetas a cambios. La maldición del pecado resulta en afectos pecaminosos y desordenados que se manifiestan en algunas personas como atracción del mismo sexo. La salvación otorga poder santificador para renunciar a los afectos deshonrosos como pecaminosos y mortificarlos por el Espíritu. Afirmamos además que el diseño de Dios para el matrimonio es que una mujer y un hombre vivan en una relación sexual de una sola carne, pactada, hasta que se separen por la muerte. Aquellos que carecen del deseo o la oportunidad para el matrimonio están llamados a servir a Dios en soltería y castidad. Este es un llamado tan noble como el matrimonio.

NEGAMOS que la sexualidad humana es un concepto socialmente construido. También negamos que el sexo de uno pueda ser fluido. Rechazamos la expresión “gay cristiano” como una categoría bíblica legítima. Además, negamos que cualquier tipo de asociación o unión pueda denominarse matrimonio de forma distinta a un hombre y una mujer en un pacto de por vida juntos. Además, negamos que las personas se identifiquen como “minorías sexuales,” la cual sirve como una clasificación cultural en lugar de una que honre el carácter de imagen de la sexualidad humana creada por Dios.

Escritura: Génesis 1:26-27, 2:24, 4:1, 19:24-28; Mateo 19:3-6; Romanos 8:13; 1 Corintios 6:9-11; 1 Timoteo 1:10; Judas 7

 

Complementarismo

AFIRMAMOS que Dios creó a la humanidad tanto masculina como femenina con distinciones biológicas y personales inherentes entre ellos y que estas diferencias creadas son buenas, apropiadas y bellas. Aunque no hay diferencia entre hombres y mujeres ante la ley de Dios o como receptores de su gracia salvadora, afirmamos que Dios ha diseñado a hombres y mujeres con rasgos distintivos y que cumplen funciones distintas. Estas diferencias se definen más claramente en el matrimonio y en la iglesia, pero no son irrelevantes en otras esferas de la vida. En el matrimonio, el esposo debe conducir, amar y salvaguardar a su esposa, y la esposa debe respetar y ser sumisa a su marido en todo lo que sea lícito. En la iglesia, solo los hombres calificados deben conducir como pastores/ancianos/obispos y predicar y enseñar a toda la congregación. Afirmamos además que la imagen de Dios se expresa de manera más completa y bella en la sociedad humana cuando los hombres y las mujeres caminan en obediencia a sus roles ordenados por Dios y sirven de acuerdo con los dones que Dios les ha dado.

NEGAMOS que las diferencias ordenadas por Dios en los roles de hombres y mujeres menosprecien el valor o dignidad espiritual inherente de uno sobre el otro, y que esas diferencias de alguna manera impidan que hombres o mujeres prosperen para la gloria de Dios.

Escritura: Génesis 1:26-28, 2:15-25, 3:1-24; Efesios 5:22-33; 1 Corintios 11:7-9; 1 Timoteo 2:12-14; Tito 2

Raza/Etnicidad

AFIRMAMOS que Dios hizo a todas las personas a partir de un solo hombre. Aunque las personas a menudo pueden distinguirse por diferentes etnias y nacionalidades, son ontológicamente iguales ante Dios tanto en la creación como en la redención. “Raza” no es una categoría bíblica, sino más bien una construcción social que a menudo se ha utilizado para clasificar a grupos de personas en términos de inferioridad y superioridad. Todo lo que es bueno, honesto, justo y hermoso en diversos trasfondos étnicos y experiencias se puede celebrar como el fruto de la gracia de Dios. Todas las acciones pecaminosas y sus resultados (incluidos los males perpetrados entre y sobre los grupos étnicos por otros), deben ser confesados como pecaminosos y repudiados y se debe arrepentir de ellos.

NEGAMOS que los cristianos deberían segregarse en grupos raciales o considerar la identidad racial por encima, o incluso igual a, su identidad en Cristo. Negamos que cualquier división entre grupos de personas (desde una actitud no declarada de superioridad a un espíritu abierto de resentimiento) tenga un lugar legítimo en la comunión de los redimidos. Rechazamos cualquier enseñanza que aliente a los grupos raciales a verse a sí mismos como opresores privilegiados o víctimas de la opresión. Mientras que debemos llorar con aquellos que lloran, negamos que los sentimientos de ofensa u opresión de una persona prueben necesariamente que otra persona es culpable de conductas pecaminosas, opresión o prejuicio.

Escritura: Génesis 1:26-28; Hechos 17:24-26; 1 Corintios 13:4-7; 2 Corintios 12:16-18

 

Cultura

AFIRMAMOS que algunas culturas operan en suposiciones que son intrínsecamente mejores que las de otras culturas debido a las verdades bíblicas que informan esas visiones del mundo que han producido estas suposiciones distintas. Esos elementos de una cultura dada que reflejan la revelación divina deben ser celebrados y promovidos. Pero las diversas culturas de las cuales hemos sido llamados tienen características mundanas y pecaminosas, y por lo tanto, esas características pecaminosas deben ser repudiadas por el honor de Cristo. Afirmamos que cualquier influencia maligna a la que hemos sido sometidos a través de nuestra cultura puede ser -y debe ser- superada mediante la conversión y el entrenamiento de la mente y el corazón a través de la verdad bíblica.

NEGAMOS que los individuos y subgrupos en cualquier cultura no puedan, por la gracia de Dios, elevarse por encima de los defectos morales o las deficiencias espirituales que sus respectivas culturas hayan engendrado o alentado.

Escritura: Romanos 1:18-32; Efesios 4:17-24; Colosenses 3:5-11

 

Racismo

AFIRMAMOS que el racismo es un pecado arraigado en el orgullo y la malicia el cual debe ser condenado y renunciado por todos los que honrarían la imagen de Dios en todas las personas. Tal pecado racial puede manifestarse sutilmente o abiertamente como animosidad racial o vanagloria racial. Tal prejuicio o parcialidad pecaminosa no cumple con la voluntad revelada de Dios y viola la ley real del amor. Afirmamos que prácticamente todas las culturas, incluida la nuestra, a veces contienen leyes y sistemas que fomentan actitudes y políticas racistas.

NEGAMOS que tratar a las personas con parcialidad pecaminosa o prejuicio sea consistente con el cristianismo bíblico. Negamos que solo aquellos en posiciones de poder sean capaces de cometer actos de racismo, o que los individuos de cualquier grupo étnico en particular sean incapaces de cometerlos. Negamos que el racismo sistémico sea de alguna manera compatible con los principios básicos de las convicciones evangélicas históricas. Negamos que la Biblia se pueda usar legítimamente para fomentar o justificar la parcialidad, los prejuicios o el desprecio hacia otras etnias. Negamos que el movimiento evangélico contemporáneo tenga una agenda deliberada para elevar un grupo étnico y subyugar a otro. Y negamos enfáticamente que las conferencias sobre temas sociales (o el activismo dirigido a remodelar la cultura más amplia) sean tan vitales para la vida y la salud de la iglesia como la predicación del evangelio y la exposición de las Escrituras. Históricamente, tales cosas tienden a convertirse en distracciones que inevitablemente conducen a apartarse del evangelio.

Escritura: Génesis 1:26-27; Deuteronomio 10:17; Hechos 10:34; Romanos 2:11; Efesios 6:9; Gálatas 3:28; Santiago 2:4

 

Apéndice

         Para una consideración más detallada de algunos de los problemas planteados en esta declaración, recomendamos los siguientes dos documentos:

  • La Declaración de Danvers de 1987
  • La Declaración de Nashville de 2017

¿Fue Martin Luther King Jr. Cristiano?

21 Ene

El siguiente artículo es una adaptación de un video del mismo nombre. Puedes verlo aquí.

Hoy, Lunes 20 de Enero del 2020, se celebra el Día de Martin Luther King en los Estados Unidos.

Martin Luther King Jr. fue un pastor estadounidense y un activista político que lideró el movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas pacíficas contra la guerra de Vietnam y la pobreza en general.

Fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964. Fue asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis, Tennessee, cuando tenía solo 39 años. King es una figura muy importante en la historia de Estados Unidos.

Los afroamericanos en el tiempo de King, eran víctimas de la segregación. No podían usar las mismas instalaciones públicas que los blancos. Tenían prohibido vivir en ciertas ciudades. No podían estudiar en algunas escuelas. En algunas ciudades no podían usar los asientos en el transporte público.

Tenían prohibida la entrada, excepto como sirvientes, en la mayoría de los hoteles y restaurantes. Cuando se les permitía ingresar a auditorios y teatros, ocupaban secciones separadas. Muchas de las iglesias también estaban segregadas.

Martin Luther King luchó en contra de estas prohibiciones y lo hizo de una manera correcta, es decir, por medio de marchas pacíficas.

Antes de contestar la pregunta del título de este video quiero aclarar un par de cosas.

No tengo nada personal en contra de King. No estoy interesado en manchar su reputación.

Creo que hay que reconocer lo bueno que hizo.

Creo que su lucha por los derechos civiles merece reconocimiento.

Creo que fue una causa correcta y justa.

No tengo problemas en decir que en algunos aspectos fue un gran hombre.

Después de escuchar algunas de sus entrevistas y discursos me queda la impresión de que era un hombre educado, respetuoso, carismático y un excelente orador. Pero personalmente no lo considero un ejemplo a seguir por las razones que daré a continuación.

Soy un pecador salvo por gracia. Por lo tanto, espero no dar la impresión de que me siento moralmente superior a él.

Entonces, ¿Fue Martin Luther King Jr. Cristiano?

Quiero dividir mi respuesta a esta pregunta en dos partes:

  1. ¿Cuáles fueron sus creencias?
  2. ¿Cómo fue su conducta?

Examinemos la evidencia.

  1. ¿Cuáles fueron las creencias de Martin Luther King?

Para responder a esta pregunta solo necesitamos leer lo que él mismo escribió mientras estaba en el seminario. El nombre del seminario al que asistió se llamaba “Seminario Teológico Crozer.”

Estas son algunas frases de un papel que escribió en el seminario (Puedes bajarlo en inglés y español). El papel se llama, “Las Experiencias de los Cristianos que Vivieron en el Primer Siglo Cristiano y que Condujeron a las Doctrinas Cristianas de la Filiación Divina de Jesús, el Nacimiento Virginal y la Resurrección Corporal.”

“Si bien podemos argumentar con todos los grados de lógica que estas doctrinas [filiación divina, el nacimiento virginal de Cristo y la resurrección corporal y literal de Cristo] son histórica y filosóficamente insostenibles.”

“La primera doctrina de nuestra discusión que trata sobre la filiación divina de Jesús pasó por un gran proceso de desarrollo. Parece bastante evidente que los primeros seguidores de Jesús en Palestina eran muy conscientes de su genuina humanidad. Incluso los evangelios sinópticos representan a Jesús como una víctima de las experiencias humanas.”

“Experiencias humanas como el crecimiento, el aprendizaje, la oración y la derrota no son infrecuentes en la vida de Jesús.  ¿Cómo surgió entonces esta doctrina de la filiación divina? Podemos encontrar una pista parcial del surgimiento real de esta doctrina en la difusión del cristianismo en el mundo grecorromano. No necesito dar detalles sobre el hecho de que los griegos eran personas de mentalidad muy filosófica. A través del pensamiento filosófico, los griegos llegaron al punto de subordinar, desconfiar e incluso minimizar cualquier cosa física. Todo lo que poseía carne siempre fue socavado en el pensamiento griego. Y así, para recibir la inspiración de Jesús, los griegos tuvieron que apoteosizarlo.”

(Apoteosis según RAE: “En el mundo clásico, concesión de la dignidad de dioses a los héroes.” Deificar)

“Debemos recordar que el concepto de Logos tuvo su origen en el pensamiento griego. Sería (natural) que los primeros cristianos, después de entrar en contacto con los griegos, fueran influenciados por su pensamiento.”

“Pero de ninguna manera podemos designar esto como la única pista para el surgimiento de esta doctrina. San Pablo y los seguidores de la iglesia primitiva nunca podrían haber llegado a la conclusión de que Jesús era divino si no hubiera habido alguna singularidad en la personalidad del Jesús histórico.”

“La segunda doctrina en nuestra discusión postula el nacimiento virginal. Esta doctrina le da a la mente científica moderna muchos más problemas que la primera, ya que parece francamente improbable e incluso imposible que alguien nazca sin un padre humano.

Primero debemos admitir que la evidencia de la tenacidad de esta doctrina es superficial para convencer a cualquier pensador objetivo.”

“La última doctrina en nuestra discusión trata sobre la historia de la resurrección. Esta doctrina, sobre la cual descansa la Fe de la Pascua de Resurrección, simboliza la máxima convicción cristiana: que Cristo conquistó la muerte. Desde un punto de vista literario, histórico y filosófico, esta doctrina plantea muchas dudas.  De hecho, se ha determinado que la evidencia externa de la autenticidad de esta doctrina es deficiente.”

Las siguientes frases corresponden a otro papel que King escribió llamado, “Las Fuentes del Fundamentalismo y el Liberalismo consideradas Histórica y Psicológicamente”

“El uso del método crítico para abordar la Biblia es para los fundamentalistas una herejía absoluta. Él ve la Biblia como la palabra infalible de Dios, desde el punteado de una ‘i’ hasta el cruce de una ‘T.’ Encuentra que es una unidad y una coherencia de partes; ‘el Nuevo Testamento está en el antiguo contenido, y el Antiguo Testamento está en el nuevo explicado.’ De esta primera proposición (la infalibilidad de la Biblia) dependen todos los otros puntos de vista fundamentalistas. Argumentan que si la Biblia es verdadera, es decir, tan divinamente inspirada como para estar libre de errores, entonces todas las demás verdades siguen inevitablemente, porque se basan en lo que la Biblia realmente dice en un lenguaje claro e inconfundible.”

“Cuando el fundamentalista llega a la naturaleza del hombre, encuentra todas sus respuestas en la Biblia. La historia del hombre en el jardín del Edén da una respuesta concluyente. El hombre fue creado por un acto directo de Dios. Además, fue creado a imagen de Dios, pero a través de las obras del hombre demonio (fue) llevado a la desobediencia.

Luego comenzaron todos los males humanos: las dificultades y el trabajo, la agonía del parto, el odio, la tristeza, el sufrimiento y la muerte. El fundamentalista es muy consciente del hecho de que los estudiosos consideran que el jardín del Edén y la serpiente Satanás y el infierno de fuego son mitos equivalentes a los encontrados en otras religiones orientales.

Él también sabe que sus creencias son el centro del ridículo de muchos. Pero esto no sacude su fe sino que lo convence más de la existencia del demonio. Los críticos, dice el fundamentalista, nunca caerían en un pensamiento tan escéptico si el diablo no los hubiera influenciado. El fundamentalista está convencido de que este escepticismo de los eruditos y el humor barato de los laicos no puede evitar la revelación de Dios.”

“Otras doctrinas, como un plan sobrenatural de salvación, la Trinidad, la teoría sustitutiva de la expiación y la segunda venida de Cristo, son muy prominentes en el pensamiento fundamentalista. Tales son los puntos de vista del fundamentalista y revelan que él se opone a la adaptación teológica al cambio social y cultural. Él ve una era científica progresiva como una era espiritual regresiva. En medio del cambio, está dispuesto a preservar ciertas ideas antiguas a pesar de que son contrarias a la ciencia.”

En resumen, Martin Luther King negó el nacimiento virginal de Cristo, la resurrección corporal y literal de Cristo, la divinidad de Cristo, la Trinidad, la inerrancia de la Biblia y la expiación sustitutiva, lo cual es el Evangelio mismo, entre otras doctrinas esenciales de la fe cristiana. Debo añadir que también creía que la Biblia contenía mitos.

  1. ¿Cómo fue la conducta de Martin Luther King?

¿Es verdad que fue un mujeriego?

Veamos la evidencia. Tengo tres fuentes a las que haré referencia: El testimonio del FBI, la opinión de David Garrow y la biografía de Ralph David Abernathy.

El Testimonio del FBI

En febrero de 1962, el director del FBI, J. Edgar Hoover presentó alegaciones de que algunos de los confidentes y asesores cercanos de King eran comunistas.

La verdad es que no tengo la certeza si era comunista o no. No me di el tiempo para averiguar más sobre eso. Pero creo que al menos es interesante saber que, Voddie Baucham, un ex pastor, autor, profesor de seminario y conferencista, a quien yo respeto mucho, cree que Martin Luther King fue un neo-marxista y un socialista.

Entre paréntesis, si entiendes inglés, recomiendo que veas un mensaje de él llamado “Marxismo Cultural.”

Bueno, volvamos al tema de la investigación del FBI.

En octubre de 1963, se emitió una directiva escrita autorizando al FBI para realizar escuchas telefónicas a King y a otros líderes de la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur.

La Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur era la organización de derechos civiles de King.

El FBI también ocultó micrófonos donde King se hospedaba.

La autorización se extendió para que los agentes del FBI tuvieran la libertad para buscar evidencia en cualquier área de la vida de King que consideraran importante.

Esta investigación, como veremos más adelante, registró muchas de sus aventuras extramatrimoniales.

Los resultados de esta investigación fueron entregados a los funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

Ahora, quizás tú piensas que el FBI mintió sobre Martin Luther King con el fin de destruir su testimonio y así también afectar negativamente el movimiento que él lideró.

Pero no creo que eso sea verdad. Y para apoyar esto quiero hablar sobre mi segunda fuente:

La Opinión de David Garrow

¿Quién es David Garrow?

David Garrow es un respetado autor estadounidense.

Él fue miembro activo de una organización política llamada “Socialistas Democráticos de América.” Garrow dijo en una entrevista que votó ambas veces por Barack Obama.

Escribió el libro Bearing the Cross: Martin Luther King, Jr., y Southern Christian Leadership Conference que ganó el Premio Pulitzer por Biografía o Autobiografía en 1987.

También escribió, Rising Star: The Making of Barack Obama (2017), un libro biográfico sobre el ex presidente norteamericano y otras obras.

Garrow se graduó con honores de la Universidad Wesleyana en Connecticut.

Tiene un doctorado de la Universidad Duke.

Garrow escribe frecuentemente sobre la historia de la Corte Suprema de los Estados Unidos y la historia del Movimiento por los Derechos Civiles, y regularmente contribuye artículos sobre estos temas a publicaciones no académicas como The New York Times, The Nation, The Financial Times y The New Republic.

¿Por qué menciono las credenciales académicas y la inclinación política de Garrow?

Porque no quiero que algunos piensen que la opinión de este autor es parcial.

No quiero que crean que Garrow era una especie de racista, conservador, republicano que odiaba a King y lo que él logró.

Hablo de sus credenciales académicas solo para que sepan que este hombre no es un simple bloguero desconocido en el internet. Garrow es una persona seria y respetada que sabe de lo que habla.

Como ya mencioné, este autor escribió una biografía sobre Martin Luther King.

Garrow tuvo acceso a los informes del FBI y creyó sin reservas en lo que leyó.

Garrow escribió un artículo donde él habla sobre los adulterios y otras cosas peores que King cometió.

Voy a resumir y citar algunas cosas que dijo en su artículo llamado “The Troubling Legacy of Martin Luther King” que se traduce algo así como “El Preocupante Legado de Martin Luther King.”

Esta es una cita:

“Como informó un memo interno del FBI, ‘King, quien está casado, mantiene relaciones íntimas con al menos tres mujeres, una en Atlanta, una en Mount Vernon, Nueva York y una en Washington, DC. …Las aventuras extramatrimoniales de King mientras se hace pasar por ministro del evangelio lo dejan altamente susceptible a la coerción y al posible chantaje,’ presumiblemente por comunistas que están enterados sobre esto.”

El artículo dice además que en el contexto de un encuentro sexual con varias mujeres involucradas, King presenció la violación de una mujer, y en lugar de defenderla, según el informe del FBI, él, y citó, ‘miró, se rió y ofreció asesoramiento’ al abusador.

Se asegura que King participó en una orgía de aproximadamente 12 personas.

Se dice también que King engendró a una niña nacida de una mujer cuyo esposo era supuestamente estéril.

Cito:

“La niña se parece mucho a King y él contribuye al apoyo económico de este niña. Él llama a esta mujer todos los miércoles y con frecuencia se reúne con ella en distintas ciudades de todo el país.”

El artículo dice que King tuvo más de 40 amantes durante su vida.

Garrow concluye su artículo diciendo que y cito: “no hay duda de que un recuento y una reconsideración histórica [sobre la vida de Martin Luther King] deben esperarse, las cuales serán inevitablemente y profundamente dolorosas.”

Ahora quiero pasar a mi tercera fuente:

La Autobiografía de Ralph David Abernathy

¿Quién es Ralph David Abernathy?

Martin Luther King, en su último discurso, dijo que Abernathy era el mejor amigo que tenía en el mundo.

Ralph David Abernathy escribió “And the Walls Came Tumbling Down: An Autobiography” (Y los Muros se Derrumbaron: Una Autobiografía).

En las págs. 435 y 436 de este libro, (mostrar libro) Abernathy cuenta que King, la noche anterior a su asesinato, estuvo con dos mujeres y que una tercera amante llegó a verlo a su hotel en la mañana con la cual tuvo una fuerte discusión y que él luego la golpeó.

Abernathy escribe y cito: “él perdió los estribos… y la tiró al otro lado de la cama. Fue más un empujón que un verdadero golpe. Ella salió corriendo, dirigiéndose al aeropuerto cuando King le gritó que se quedara.”

En las págs. 470-475 de su libro, Abernathy reconoce abiertamente que Martin Luther King era un mujeriego. Dice que tenía una debilidad por las mujeres. No justifica su comportamiento pero dice que las razones por las que cometió adulterio repetidas veces fueron debido a sus continuos viajes lejos de casa y al hecho de que él atraía a las mujeres debido a su personalidad carismática y atrayente y a su fama y simpatía.

Ahora, ¿qué conclusión podemos sacar de estas tres fuentes?

Creo sin lugar a dudas que si las tomamos en cuenta en su conjunto, no podemos negar que lo que dicen sobre King es verdad.

Esta es mi lógica: El FBI recolectó material detallado sobre su vida privada. David Garrow creyó que el material fue verdad. Y Ralph Abernathy, el mejor amigo de King, no hizo más que confirmar esto.

Abernathy fue acusado de traidor y de ser un “Judas” por haber hablado en su libro sobre las infidelidades de su amigo. También fue amenazado de muerte.

Abernathy se defendió diciendo que y cito:

“No escribí nada por malicia.” “Martin era mi mejor amigo, mi compañero…”

“Durante años, había sido colocado en la posición de ser un santo, un Jesús, un Dios, pero era simplemente mortal, de carne y hueso. …Si no hubiera escrito sobre lo que vi, me habrían acusado de blanquear la historia. Son solo dos páginas de más de 600. El libro es un homenaje a mi amigo.”

Aquí hay otra razón por la que creo el material del FBI es creíble.

Vuelvo a citar a Garrow:

“El 31 de enero de 1977, el juez federal de distrito John Lewis Smith firmó una orden judicial extraordinaria que requiere que el FBI entregue todos los resultados de su extensa vigilancia electrónica de Martin Luther King, Jr. a los Archivos Nacionales. “Dichas cintas y documentos,” indicó Smith, serán “mantenidos por el Archivero de los Estados Unidos bajo sello por un período de cincuenta años” o hasta el 31 de enero de 2027.”

Si el FBI quería destruir a Martin Luther King y fabricó todo ese material, ¿por qué no lo hicieron público?

El hecho de que se haya decidido mantenerlo en secreto por 50 años, indica que el FBI no mintió en el material entregado.

No sé por qué se decidió ocultar el material por tanto tiempo.

Me imagino que fue para no afectar negativamente el movimiento de los derechos civiles o la reputación de una figura tan importante como la de King.

En resumen, con respecto a los elementos negativos de su carácter, King fue un mujeriego. Aunque era casado tuvo muchas amantes. No solo no intervino para detener una violación sino que “miró, se rió y ofreció asesoramiento” al abusador. La noche anterior al día que fue asesinado estuvo con dos mujeres y discutió y agredió a una tercera.

Con respecto a sus creencias, fue un hereje. Negó prácticamente todas las doctrinas esenciales de la fe cristiana.

Todo lo que he dicho anteriormente me lleva a afirmar sin lugar a dudas que Martin Luther King no fue cristiano.

Él no vivió la vida que un cristiano debe vivir. Y no creyó en las doctrinas que un cristiano debe creer.

¿Por qué decidí hablar sobre Martin Luther King?

Porque un análisis de su vida y de la influencia que tiene en la iglesia y fuera de ella, nos permite hacer varias observaciones breves pero importantes.

Observación # 1: El fruto de la vida de una persona determina si es un cristiana o no.

Un verdadero cristiano puede pecar pero no puede vivir en pecado.

Como dijo Charles Spurgeon:

“Las ovejas pueden caer en el lodo; pero sólo los cerdos se revuelcan en él.”

En Mateo 7:15-20, nuestro Señor dijo: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”

Creo que los frutos de una persona se pueden dividir en dos:

La doctrina que cree y la vida que vive. Sus creencias y su carácter.

Con respecto a la doctrina que se cree se puede decir que alguien puede llevar una vida externamente moral y definirse a sí mismo como cristiano pero si sus creencias son contrarias a las doctrinas esenciales de la fe cristiana, simplemente no lo es.

Es por eso que sectas como el Mormonismo o los Testigos de Jehová son consideradas como tales porque niegan doctrinas fundamentales de la fe cristiana como la Trinidad y la divinidad de Cristo.

Con respecto a la vida que se vive se puede decir que alguien puede creer todas las doctrinas correctas, sin embargo, si su vida refleja un patrón de pecado y desobediencia, y falta de arrepentimiento, esa persona simplemente no es cristiana aunque diga serlo.

1 Corintios 6:9-11

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”

Observación # 2: Existen doctrinas esenciales de la fe cristiana que deben ser creídas si uno quiere ser considerado como cristiano.

Uno pudiera dedicar todo un video o un blog solo para contestar la pregunta: ¿Cómo podemos determinar qué doctrinas son esenciales y cuáles son?

Pero creo que se puede decir como resumen que para que un cristiano sea considerado como tal, debe al menos tener una perspectiva bíblica sobre todas aquellas doctrinas que tengan que ver con la persona de Dios y con la salvación.

Observación # 3: La teología errónea siempre produce una vida inmoral.

Esto no implica que la sana doctrina solo produce vidas santas. Alguien puede creer todas las doctrinas correctas y aun así ser un hipócrita y un falso creyente.

Los demonios creen y tiemblan sin embargo no tienen una fe y un temor a Dios que salva o que santifica. Pero sin duda que no se puede ser santo sin la doctrina correcta. Las dos cosas van de la mano.

Observación # 4: Es preocupante ver a algunos ministerios ortodoxos promover a Martin Luther King como a un cristiano ejemplar o digno de imitar.

Es común ver a no creyentes o a cristianos liberales alabándolo.

Después de todo, él es considerado como un héroe por la mayoría.

Lo sorprendente es ver a cristianos que afirman seguir la sana doctrina hablando positivamente de él.

Sin duda hay buenos cristianos que lo citan o hablan bien de él porque no saben sobre sus actividades inmorales o no están al tanto de lo que creía.

Espero que este sea el caso de BITE, que según su página web es “una organización paraeclesial que buscar reflejar la imagen de Dios a través de la publicación de contenido multimedia sobre el pasado y el presente de la Iglesia del Señor en plataformas digitales.”

He visto varios videos producidos por BITE sobre distintos personajes de la historia de la iglesia. En general, sus videos me parecen muy bien hechos. Son fieles a los datos históricos y creo que son de bendición y ánimo para la iglesia.

Sin embargo, hay un video que ellos produjeron que se llama “¿Dónde están los Martin Luther King de este tiempo?

Mi pregunta para ellos sería: ¿Por qué producen un video de él que lo muestra como una especie de héroe de la fe cristiana?

¿Acaso no saben lo que creía? ¿No se han informado sobre algunos elementos preocupantes de su vida privada?

Y si lo saben, ¿Por qué decidieron enfocarse solo en lo bueno que hizo y no en los aspectos negativos de sus creencias y su carácter?

¿No se dan cuenta que esto es potencialmente peligroso y confuso para los cristianos inmaduros o mal informados que ven sus videos?

El caso más preocupante sobre esta falta de juicio y de responsabilidad es el de “The Gospel Coalition.” The Gospel Coalition es el par inglés de Coalición por el Evangelio.

Ellos produjeron una conferencia en honor a Martin Luther King.

Algunos de los pastores, predicadores y autores cristianos que participaron en este evento fueron John Piper, D. A. Carson, Matt Chandler, Beth Moore, Russell Moore, Juan Sánchez y Jackie Hill Perry, entre otros.

El único que habló abiertamente de los problemas con King fue John Piper.

En algunos paneles se trajo el tema a colación pero las defensas que se presentaron dejaron mucho que desear. Algunos hicieron alusión al pecado del rey David para justificar las inmoralidades de King. El problema es que, a diferencia de King, David se arrepintió de su pecado.

Russell Moore sugirió que King había abandonado sus creencias liberales ya que dijo una vez que había vuelto a la casa de sus padres.

Esa es una afirmación demasiado vaga como para creer que con ella rechazó las herejías que claramente expresó en sus papeles en el seminario.

Otros trataron de excusarlo diciendo que la razón por la que King fue liberal fue porque seminarios ortodoxos no lo aceptaron. Y que el único seminario que lo aceptó fue uno liberal.

Pero esa es una pobre excusa para defender sus herejías.

Recordemos que el Espíritu Santo guía a cada uno de sus hijos a la verdad.

En mi opinión, esta decisión de The Gospel Coalition, fue irresponsable y demostró una falta enorme de discernimiento.

Esta decisión demuestra que están dispuestos a limpiar la imagen de Martin Luther King con tal de avanzar la agenda de la justicia social, la cual se ha ido metiendo más y más en círculos de ministerios de sana doctrina y de tinte reformado.

Ahora quiero hacer una aclaración. No quiero que se interprete mi crítica a The Gospel Coalition por lo que no es.

Yo agradezco los buenos aportes de este ministerio. De hecho, muchas veces he compartido material de ellos en las redes sociales.

Yo tengo mucho respeto y admiración por muchos de sus miembros, como por ejemplo John Piper y D. A. Carson.

O Miguel Núñez en la versión en español.

No estoy de acuerdo con todo lo que enseñan estos hombres pero sin duda son hombres fieles que han sido una bendición para la iglesia en general.

Mi consejo es que sigan leyendo y siendo bendecidos por este ministerio.

Pero sugiero que examinen muy bien lo que leen y asegúrense de que lo que digan sea bíblico.

Y este consejo va para todo lo que leemos, especialmente en internet.

Lamentablemente, The Gospel Coalition, se ha ido acomodando a lo que el mundo dice sobre la justicia social, la homosexualidad, el feminismo y el racismo. Están de alguna manera promocionando una versión cristianizada de estas cosas. La manera en que tratan con estos asuntos no es bíblica. Y a propósito, pienso hablar de estos temas con más profundidad en el futuro.

Aun no veo que en la versión en español se esté hablando erróneamente sobre estos temas como en la versión anglosajona, pero temo que veremos más y más de esto en el futuro.

Observación # 5: El liberalismo se está introduciendo sutilmente en ministerios ortodoxos.

He notado que se está tolerando cada vez más perspectivas erradas sobre la inerrancia.

También he notado que posiciones anti-bíblicas sobre doctrinas esenciales de la fe cristiana como la justificación por fe solamente o la expiación sustitutiva, en lugar de presentarse como lo que son, esto es, herejías, simplemente se están presentando como posiciones alternativas o aceptables.

Espero explicar y profundizar y dar ejemplos sobre lo que estoy diciendo en mi blog, en un video o en mis redes sociales, especialmente en Facebook. Te recomiendo que me sigas allí para que sepas de lo que estoy hablando.

Podría hablar mucho más de estas cosas pero quiero dejarlo hasta aquí.

Espero que mis palabras hayan sido de bendición y sirvan como advertencia de lo que se viene. Y espero que sirvan también como un llamado a estar firmes en las verdades bíblicas e históricas, las cuales hemos sido llamados a proclamar y a defender, especialmente en estos tiempos difíciles.

Dios te bendiga.

¿ESTÁS LISTO? | J. C. Ryle

1 Ene

Te hago una pregunta simple al comienzo de un nuevo año: ¿Estás listo?
Es algo solemne el separarse del viejo año. Es algo aún más solemne comenzar uno nuevo. Es como entrar en un corredor oscuro: no sabemos lo que podemos encontrar antes del final.

Todo lo que tenemos ante nosotros es incierto: no sabemos lo que puede pasar en un día, mucho menos lo que puede suceder en un año.

Tú que lees, ¿estás listo?

¿Estás listo para la enfermedad? No puedes esperar estar bien siempre. Tienes un cuerpo que ha sido hecho asombrosa y maravillosamente: es horrible pensar cuántas enfermedades pueden atacarlo.

“¡Es extraño que un arpa de mil cuerdas se mantenga afinada tanto tiempo!”

El dolor y la debilidad son una prueba difícil. Pueden doblegar al hombre mast fuerte y hacerlo como un niño. Pueden abatir el temperamento y agotar la paciencia, y hacer llorar a los hombres por la mañana, “Dios, si fuera de noche,” y por la noche, “Dios, si fuera de mañana.”

Todo esto puede suceder este mismo año.

Tu facultad para razonar puede hacerse pedazos, tus sentidos pueden disminuirse, tus nervios pueden debilitarse: aún el saltamontes puede convertirse en un motivo de frustración.

Tú que lees, si la enfermedad te afecta, ¿estás listo?

¿Estás listo para la aflicción? “El hombre,” dice la Escritura, “nace para sufrir.” Este testimonio es verdadero. Se te puede quitar tu propiedad, tus riquezas pueden formar alas y huir, tus amigos pueden fallarte, tus hijos pueden decepcionarte, tus empleados pueden engañarte; tu carácter puede ser asaltado, tu conducta puede estar tergiversada: problemas, molestias, vejaciones, ansiedades pueden rodearte por todos lados, como una hueste de hombres armados; ola tras ola puede estallar sobre tu cabeza; puedes sentirte desgastado y preocupado, y aplastado hasta el polvo.

Tú que lees, si la aflicción viene sobre ti, ¿estás listo?

¿Estás listo para los duelos? Sin duda hay personas en el mundo que amas. Hay aquellos cuyos nombres están grabados en tu corazón, y alrededor de los cuales están entrelazados tus afectos: hay aquellos que son la luz de tus ojos y la luz del sol de tu existencia. Pero todos son mortales: cualquiera de ellos puede morir este año. Antes de que las margaritas florezcan nuevamente, cualquiera de ellos puede estar tendido en la tumba. Tu Raquel puede ser enterrada, tu José puede ser arrebatado de ti, tu ídolo más querido puede quebrarse: las lágrimas amargas y el luto profundo pueden ser tu porción. Antes de diciembre puedes sentirte terriblemente solo.

Tú que lees, si el duelo viene sobre ti, ¿estás listo?

¿Estás listo para la muerte? Debe venir algún día: puede venir este año. No puedes vivir para siempre. Este mismo año puede ser tu último. No tienes propiedad vitalicia en este mundo, no tienes ni un contrato de alquiler: no eres nada más que un inquilino a voluntad de Dios.

Tu última enfermedad puede venir sobre ti, y avisarte que es tiempo de irte. El médico puede visitarte y decirte que no hay nada que pueda hacer por ti, tus amigos pueden sentarse junto a tu cama y verte lucir más y más grave cada día: puedes sentir que tu propia fuerza se pierde gradualmente y encontrar algo dentro de ti que dice: “No bajaré de esta cama, sino para morir.”

Es posible que veas el mundo deslizarse debajo de tus pies, y todos tus proyectos y planes se detengan de repente. Puedes sentirte acercándote al ataúd, a la tumba, al gusano, a un mundo invisible, a la eternidad y a Dios.

Tú que lees, si la muerte te llega, ¿estás listo? ¿Estás listo para la segunda venida de Cristo?

Él vendrá nuevamente a este mundo algún día. Así como vino la primera vez, hace 1800 años, de seguro vendrá por segunda vez. Él vendrá a recompensar a todos sus santos, quienes han creído en él y lo confesaron en la tierra. Él vendrá a castigar a todos sus enemigos, los negligentes, los impíos, los impenitentes y los incrédulos. Él vendrá muy repentinamente, a una hora cuando nadie piensa: como un ladrón en la noche. Él vendrá en majestad terrible, en la gloria de su Padre, con los santos ángeles.

Un fuego llameante irá delante de él. Los muertos serán resucitados, el juicio será establecido, los libros serán abiertos. Algunos serán exaltados al cielo: muchos, muchos, serán arrojados al infierno. El tiempo para el arrepentimiento habrá pasado. Muchos clamarán: “¡Señor, Señor, ábrenos!” pero encontrarán la puerta de la misericordia cerrada para siempre. Después de esto no habrá cambios.

Tú que lees, si Cristo viniera por segunda vez este año, ¿estás listo?

¡Oh tú que lees, estas son preguntas solemnes! Deberían hacer que te examines a ti mismo. Deberían hacerte pensar. Sería terrible ser tomado por sorpresa. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

¿Pero debo dejarte aquí? No lo haré. ¿Debo plantear que se examine el corazón sin presentar el camino de la vida? No lo haré. Escúchame por unos momentos, mientras trato de mostrarte al hombre que está listo.

El hombre que está listo tiene un Salvador listo. Él tiene a Jesús siempre listo para ayudarlo. Vive la vida de fe en el Hijo de Dios. Descubrió su propia pecaminosidad y huyó a Cristo por paz. Ha comprometido su alma y todas sus preocupaciones a la custodia de Cristo. Si tiene amargas copas de aflicción para beber, sabe que se mezclan con la mano que fue clavada en la cruz por sus pecados.

Si es llamado a morir, sabe que la tumba es el lugar donde yació el Señor. Si a quienes ama son quitados de él, recuerda que Jesús es un amigo más cercano que un hermano y un esposo que nunca muere.

Si el Señor vuelve, él sabe que no tiene nada que temer. El Juez de todos será ese mismo Jesús que ha lavado sus pecados. Feliz es aquel hombre que puede decir, con Ezequías, “El Señor me salvará” (Isaías 38:20).

El que está listo tiene un corazón listo. Ha nacido de nuevo y ha sido renovado en el espíritu de su mente. El Espíritu Santo le ha mostrado el verdadero valor de todo lo que está aquí abajo, y le enseñó a expresar su afecto en las cosas de arriba. El Espíritu Santo le ha mostrado sus propios desiertos y le hizo sentir que debería estar agradecido por todo; y satisfecho con cualquier condición.

Si la aflicción se apodera de él, su corazón susurra: “Debe haber una necesidad. Merezco corrección. Tiene el propósito de enseñarme una lección útil.” Si la aflicción viene sobre él, su corazón le recuerda que el Señor dio y que el Señor debe quitar, siempre que lo crea conveniente.

Si la muerte se acerca, su corazón dice: “Mis tiempos están en tu mano: como quieras, cuando quieras y donde quieras.” Si el Señor viniera, su corazón lloraría: “Este es el día por el que he orado por mucho tiempo: por fin el reino de Dios ha llegado.”

Bienaventurado el que tiene un corazón listo.

El que está listo tiene un hogar listo para él en el cielo. El Señor Jesucristo le ha dicho que se ha ido “para prepararle un lugar.” Una casa no hecha con manos, eterna en los cielos, lo espera. Todavía no ha llegado a su herencia completa: sus mejores cosas están por venir.

Él puede soportar la enfermedad, porque dentro de poco tiempo él tendrá un cuerpo glorioso.

Puede soportar pérdidas y cruces, porque sus tesoros más selectos están mucho más allá del alcance del daño. Puede soportar decepciones, porque las fuentes de su mayor felicidad nunca pueden secarse. Puede pensar con calma sobre la muerte: le abrirá una puerta desde la cámara baja hasta la cámara superior, incluso a la presencia del Rey. Él es inmortal hasta que su trabajo esté terminado. Él puede esperar la venida del Señor sin alarmarse. Él sabe que los que estén listos entrarán con él a la cena de las bodas del Cordero. Feliz es aquel hombre cuyo alojamiento está preparado para él en el reino de Cristo.

Tú que lees, ¿sabes algo de lo que acabo de hablar? ¿Conoces algo de un Salvador listo, un corazón listo y un hogar listo en el cielo?

Examínate honestamente. ¿Cómo evalúas tu situación?

¡Oh, sé misericordioso con tu propia alma! Ten compasión de esa parte inmortal de ti. No descuides su interés, por el mero hecho de objetos mundanos. Los negocios, el placer, el dinero, la política, pronto se acabarán para siempre. No te niegues a considerar la pregunta que te hago: ¿ESTÁS LISTO? ¿ESTÁS LISTO?

Tú que lees, si no estás listo, te ruego que te prepares sin demora. Te digo, en el nombre del Señor Jesucristo, que todas las cosas están listas de parte de Dios para tu salvación. El Padre está listo para recibirte, el Señor Jesús está listo para lavar tus pecados, el Espíritu está listo para renovarte y santificarte, los ángeles están listos para regocijarse por ti, los santos están listos para extenderte la mano derecha. Oh, ¿por qué no estar listo este mismo año?

Tú que lees, si tienes razones para esperar que estás listo, te aconsejo que te asegures.

Camina más cerca con Dios, acércate a Cristo, busca intercambiar esperanza por seguridad. Procura sentir el testimonio del Espíritu más cercano y claramente cada año.
Despójate de todo peso y del pecado que tan fácilmente te asedia.

Prosigue hacia la meta con mayor seriedad.

Pelea una mejor pelea, y disputa una mejor guerra cada año que vivas. Ora más, – lee más, -mortifícate más, – ama más a los hermanos. ¡Oh, que puedas esforzarte para crecer en gracia cada año, para que tus últimas cosas sean mucho más que las primeras, y el final de tu recorrido cristiano sea mucho mejor que al principio!

*******************************************Ryle Estas Listo

Puedes leer el sermón original en inglés aquí: https://bit.ly/2u44TAM

La Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica

30 Jul

Baja los 19 artículos de la declaración aquí:
La Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica

Recomiendo estos tres recursos para entender este tema con mayor profundidad:

Comentario de la Declaración de Chicago de la Inerrancia Bíblica de R. C. Sproul: https://amzn.to/2VlPAyO

“Cristianismo y Liberalismo” de J. Gresham Machen: https://amzn.to/2VicIOn

“El Pastor y la Inerrancia Bíblica” editado por John MacArthur: https://amzn.to/2VEnEF9

 

Cinco prohibiciones de Pablo en 1 Corintios, con respecto al don de lenguas, que Yiye Avila desobedeció

16 Ago

Yiye Avila fue un evangelista de origen puertorriqueño muy influente en Latinoamérica.  Lamentablemente, su influencia fue más negativa que positiva. Sus falsos milagros de sanidad, su desprecio por la teología reformada y su entendimiento no bíblico de los dones milagrosos causaron mucha confusión y malas prácticas. Esto último es evidente en su proceder con respecto al uso del don de lenguas, como lo muestra el siguiente video:

Como lo indica el título de este artículo, hubo cinco claras prohibiciones de Pablo en 1 Corintios, con respecto al don de lenguas, que Yiye Avila desobedeció abiertamente.

1. Pidió que todos “hablaran en lenguas” cuando no TODO cristiano tiene (tenía) el don para hacerlo.

“¿Acaso son todos apóstoles? ¿Acaso son todos profetas? ¿Acaso son todos maestros? ¿Acaso son todos obradores de milagros? ¿Acaso tienen todos dones de sanidad? ¿Acaso hablan todos en lenguas? ¿Acaso interpretan todos?” (1 Cor. 12:29-30).

2. Permitió “hablar en lenguas” sin que se interprete.

“Si alguno habla en lenguas, que hablen dos, o a lo más tres, y por turno, y que uno interprete; PERO SI NO HAY INTÉRPRETE QUE GUARDE SILENCIO EN LA IGLESIA y que hable para sí y para Dios.” (1 Cor. 14: 27-28).

3. Consintió en que TODOS en conjunto “hablaran en lenguas.”

“Si alguno habla en lenguas, que hablen dos, o a lo más tres, y por turno, y que uno interprete…” (1 Cor 14:27).

4. Aprobó el griterío, los movimientos descontrolados y el comportamiento desordenado.

“Dios no es Dios de confusión, sino de paz… pero hágase todo decentemente y con orden.” (1 Cor. 14:33, 40).

5. Aprobó que mujeres hablaran en frente de toda la congregación.

“Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice” (1 Cor 14:34).

Nota: Es necesario señalar también que el don verdadero de lenguas fue una capacidad sobrenatural dada por Dios para hablar en un idioma humano que no había sido aprendido por el que lo hablaba (Hechos 2:1-11). El don falso de lenguas que se practica hoy en muchas iglesias pentecostales, dista mucho del verdadero don de lenguas que vemos en la Escritura. El don que se practica hoy no es más que la repetición de silabas sin sentido y sin significado.

Recomiendo el sermón de Josías Grauman titulado “El Don de Lenguas” y el artículo del ministerio Gracia Vosotros llamado también “El Don de Lenguas.”

 

R. C. Sproul sobre el libre albedrío, la salvación y Billy Graham

28 Feb
Este es el extracto de un extracto de una entrevista que le hicieron a R. C. Sproul hace algunos años.
SPROUL: En este país existe ese matrimonio clásico o la mezcla sincretista entre la teología semipelagiana [la doctrina que afirma que hasta cierto punto el hombre no posee una naturaleza pecaminosa] y el humanismo estadounidense.
ENTREVISTADOR: También lo hemos notado.
SPROUL: Es francamente antiamericano pensar que realmente somos esclavos del pecado. Sin embargo, tienes estas encuestas que George Barna hace, y ​​ves a la mayoría de los evangélicos profesantes diciendo que el hombre es básicamente bueno. ¡Eso me sorprende mucho! Me sorprende a la luz de la historia evangélica, porque incluso el semipelagianismo, por supuesto, históricamente, negaría que el hombre es básicamente bueno.
SPROUL: Si le preguntas a un estadounidense: “¿Eres perfecto?,” Dirá: “Nadie es perfecto. Todos tienen algunos defectos.” Incluso podrían decir que todos somos pecadores. Pero, si comienzas a probar eso y a explorar hasta qué punto piensan que somos cautivos por una disposición pecaminosa, descubres que independientemente de lo que la gente dice sobre el pecado, piensan que es algo que es realmente periférico. Es algo accidental a nuestra naturaleza. No es algo que penetre en el núcleo. Y creo que eso es verdad incluso en el evangelicalismo moderno.
ENTREVISTADOR: ¿Hay que estar de acuerdo con Calvino para ser un buen cristiano?
SPROUL: Bueno, creo que puedes ser cristiano y ser semipelagiano.
ENTREVISTADOR: Nuestros lectores semipelagianos estarán encantados de escuchar eso. En tu libro “Dispuesto a creer” (Willing to Believe) dices que los semipelagianos son cristianos, pero “apenas.”
SPROUL: (Risas) Todos los que somos cristianos somos apenas cristianos. Pero el asunto, por supuesto, que tenía en mente era que si una persona concibe una especie de isla de justicia que no se ve afectada por la caída y esa habilidad por la cual se hace la acción decisiva que determina su destino eterno, si una persona concibe que esa es la condición esencial de una acción justa que una criatura caída tiene que hacer para salvarse, entonces lo que da miedo es la pregunta aterradora: ¿Esa persona finalmente está confiando en su propia bondad para llevarla al cielo? Si es así, eso viciaría cualquier afirmación de sola fide [solo fe], ¿no es así?
ENTREVISTADOR: Todavía estamos buscando esa condición esencial.
SPROUL: Pero nuevamente, permíteme decir, creo que la abrumadora mayoría de los arminianos y otros tipos de semipelagianos afirman sola fide y no quieren llegar a esa conclusión. Entonces, sin embargo, piensan en la acción libre que marca la diferencia decisiva, tienden a no pensar en ella como algo meritorio o como una cosa intrínsecamente justa que se convierte en el factor decisivo por el cual se salvan. ¿Entiendes lo que quiero decir?
ENTREVISTADOR: Sí. Ahora…
SPROUL: No quieren decir eso. Tal vez algunos de ellos lo harán, pero, si dicen eso, entonces creo que están en problemas.
ENTREVISTADOR: Hablando sobre estar en problemas, usted critica a Billy Graham en su libro por basar su apelación con suposiciones semipelagianas. Para mucha gente, criticar a Billy Graham es causar polémica.
SPROUL: Él es un icono.
ENTREVISTADOR: Después de todo, toda una generación ha crecido con la imagen de un estadio de fútbol lleno de personas que respondieron a un llamado al altar de Billy Graham como la imagen pública definitoria del evangelismo estadounidense. La mayoría de la gente probablemente diría que no importa cuán teológicamente impreciso sea, ciertamente lo compensa con su evangelismo.
SPROUL: Billy enfatizaría inequívocamente la seria realidad de la condición profundamente caída del hombre. Él habló claramente acerca de que estamos perdidos en el pecado y de la necesidad desesperada de la obra salvadora de Cristo. Recuerdo que fue un mensaje simple de pecado y salvación. Pero incluso en los años 50 y 60, todavía decía: “El noventa y nueve por ciento de eso lo hace Dios, el uno por ciento lo haces tú. Tú tienes que responder. Ven aquí y escribe tu nombre en el Libro del Cordero de La vida.” Ese tipo de lenguaje…
ENTREVISTADOR: ¿Cuál crees que es la diferencia clave entre tú y Billy Graham?
SPROUL: Billy Graham siempre ha declarado humildemente que es un predicador, no un teólogo. Creo que Billy Graham es un alguien que comprendió la necesidad absoluta de la salvación personal, el poder del evangelio, predicó sobre el pecado y la salvación tan fielmente como sabía durante toda su vida, y nunca fue y nunca afirmó ser un teólogo técnico. Pero creo que algunos defectos teológicos vinieron a través de su predicación, y algunos de ellos tienen sus raíces en toda esa tradición revivalista… No tengo ningún problema con que alguien predique el evangelio a audiencias masivas y los llame al arrepentimiento y a entregar sus vidas a Cristo. El peligro del que me preocupo en la cultura evangélica actual es que lo que ha sucedido – por cierto, sin la intención de Billy Graham – es que mucha gente ahora entiende el camino de la salvación como caminar por un pasillo, levantar una mano, orar las oraciones, firmar una tarjeta. Es decir, como respuesta a alguna metodología evangelística particular.
ENTREVISTADOR: ¿Eso es malo?
SPROUL: Una de mis grandes preocupaciones es que debemos entender la diferencia entre una profesión de fe y la fe. Todos los que tienen fe son llamados a profesar fe, pero no todos los que profesan fe tienen fe. No somos salvos por una profesión de fe. Mucha gente, me parece, en el mundo evangélico, cree que si han caminado por el pasillo, han levantado la mano, firmado la tarjeta, es decir, han hecho una especie de profesión metodológica de fe, se han salvado. ¡Y eso es aterrador!
ENTREVISTADOR: Esa es la segunda cosa que has mencionado. ¿Por qué es aterrador?
SPROUL: Porque la salvación viene a través de la confianza en el evangelio. Ahora, no creo que Dios requiera que nosotros mismos comprendamos cómo llegamos a la fe para ser salvos.
ENTREVISTADOR: Nuestros lectores que no entienden cómo llegaron a la fe se sentirán aliviados al escuchar eso.
SPROUL: En otras palabras, creo que llegué a la fe a través de la obra pura, sin adornos y soberana de Dios, mediante una obra de regeneración inmediata y sobrenatural en mi corazón, que mi corazón era un corazón de piedra y totalmente incapaz de responder positivamente a Cristo hasta que Dios el Espíritu Santo cambió mi alma por medio de la regeneración. Creo que nací de nuevo antes de creer. Ahora, creer que nací de nuevo antes de creer no me salva, ¿verdad?
ENTREVISTADOR: ¿Es esta una pregunta capciosa?
SPROUL: Solo porque mi doctrina es correcta, y creo que lo es, no me salva. Del mismo modo, otra persona, que creo que llega a la fe de la misma manera que yo llegué a la fe, a través de la obra soberana e inmediata del Espíritu Santo, es posible que no entienda todos los matices de eso, y que se engañe acerca de cómo llegó a la fe, pero ese no es el problema que lo mantendrá fuera del cielo. La pregunta es: “¿Tiene fe salvadora?” No cómo entendió cómo llegó allí.